No quiero más juegos sin terminar.

No quiero más juegos sin terminar.

Parece mentira la evolución que han ido tomando las desarrolladoras a la hora de lanzar juegos al mercado.

[dropcap size=big]Y[/dropcap] es que nos encontramos con productos que cada vez  dejan mucho más que desear. Y no, por muy raro que parezca no estoy hablando de títulos que podamos encasillar en “medianías”,  por desgracia también estoy metiendo las grandes “súper producciones” del sector.

Lejos ha quedado el poder comprar un juego completo, vale, ahora la moda está en la “venta por fascículos” del producto final. Esto puedo llegar a comprenderlo – me cuesta mucho, pero lo asumo – hay que sacarle la máxima rentabilidad, pero…¿que venga cargado de errores? Y es más, ¿qué llegue al punto de que sea injugable, es justificable? Pues la verdad es que no, y mucho menos con los beneficios que se sacan muchos triple A.

q

A los hechos me remito, el primero que se me viene a la cabeza es Batman: Arkham Knight, el cual todavía sigue siendo injugable en su versión PC después de cuatro meses desde que fue lanzado al mercado. Sí, muchos estaréis pensando “joder, si te vas a los extremos, claro”. Pues resulta que no hace falta irse a ellos, ahí tenemos a la saga Assassin’s Creed que, año tras año, siguen acarreando los mismos problemas. A esta saga parece que Ubisoft quiera dotarla de ese sello, porque si no, no es entendible. Y es que la base del juego es la misma…¿tan difícil es conseguir eliminar esos fallos?
Q1Queda claro que es una muestra de dejadez total hacia el producto. Pero no me quiero quedar con solo esos ejemplos, también tengo en mente a Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, cuya inclusión de cierto personaje en ciertas misiones hacían que se corrompiese la partida. Muchos diréis, “pero vamos a ver Jorge, luego sacan una actualización y listo, todo correcto”. ¿En serio tenemos que llegar a este punto? Algo que es totalmente salvable si se tuviera un equipo de betatesters para encontrar este tipo de errores. Pero ahora se decide recortar, sacar el juego como sea, y ya si eso parcheo – y lo digo sin contar el “megaparche” de lanzamiento -.

Bien, ¿qué pasará cuando queramos jugar en un futuro a ese juego? Recordemos que no siempre se mantienen los servidores del mismo, podemos borrar datos para aligerar la gran cantidad de parches que tengamos instalados en nuestro HDD y encontrarnos que si queremos volver a jugarlos, cabe la posibilidad de no encontrar esos updates que nos den una experiencia jugable que sea grata.

Batman

Así pues, ya que hemos entrado por el aro de que nos vendan los juegos por fascículos, que lo que nos llegue, nos llegue bien. ¿A caso es mucho pedir? Que no me pongan la excusa de que cuesta mucho producirlos – y más en juegos que generan mucha expectación – ya que los beneficios se recuperan prácticamente en cuanto salen al mercado. Y si no, que se lo digan a Konami, que la última entrega de Metal Gear produjo el doble de beneficios que lo que gastó en menos de una semana. Y este es sólo un ejemplo de muchos – por desgracia -.

No pasemos por ese aro señores, debemos ser más exigentes con esta industria. Si no, los más perjudicados seremos -como siempre- los consumidores. Ya está bien de tragarnos juegos que no están terminados.

Artículo relacionado