Política de Evaluación

Política de Evaluación

Madrid, a 3 de febrero de 2017

Ahora que en GTM nos hemos visto obligados (por cuestiones técnicas) a recuperar las notas numéricas para evaluar el nivel de calidad de los videojuegos, creemos que es necesario volver a definir un baremo en el que las cifras reflejen con más exactitud el texto elaborado por los analistas y devolver a su lugar aquellas que se han ido distorsionando con el paso de los años.

Aunque nuestro objetivo no es perpetuar este sistema, mientras lo utilicemos, nos hemos propuesto devolverle la dignidad a las notas de carácter notable: esto es, trabajar de cara a devolverle su valor real a las notas comprendidas entre el 7 y el 8. Como notables que son.

Hemos querido elaborar un texto para explicar nuestra nueva política de evaluación. Dicho manifiesto acompañará a todos los análisis a partir de su publicación y los redactores de este medio se acogerán a tal revisión para la publicación de análisis bajo una misma línea, una que no sea discordante y mantenga una coherencia global.

Aclaración previa

Los análisis realizados en GTM siempre tendrán en cuenta los géneros de cada juego para enmarcar su evaluación de una manera más precisa. Por lo tanto no serán válidas las equivalencias numéricas entre dos títulos que no comparten género ni presupuesto. Intentaremos realizar textos lo más ajustados posibles a la política aquí detallada.

También se tendrán en cuenta para su evaluación específica sagas, franquicias, secuelas, precuelas y spins-off, los cuales necesitan un análisis propio para explicar mejor sus características en un entorno donde se encuentran relacionado con otros juegos.

A continuación pasamos a explicar cada nota conforme las tomaremos a partir de ahora en GTM:

10- Matrícula de Honor: debido a que consideramos que conseguir la nota máxima supone un esfuerzo titánico de trabajo en todos los sentidos, será la única que sometamos a votación en el consejo de la redacción. Un título coronado con esta nota destaca en todos sus aspectos y quedará en la retina de los jugadores pasadas varias generaciones.

Esto no quiere decir que no se encuentren pequeños fallos en su desarrollo, pero sus puntos buenos son tales y han destacado tanto dentro de su generación aportando novedades y explotando al máximo sus características (ya sean gráficas, de jugabilidad, guion, etc.)* que no quedan ensombrecidos por los puntos negativos.

9- Sobresaliente: un título que destaca enormemente por encima de los demás, la excelencia dentro de la industria del videojuego. Un título que viste esta nota puede considerarse como uno de los mejores de una generación. Su ejecución está entre las mejores, su historia (de haberla) es potente y su jugabilidad está a niveles muy altos. Además, dentro de esta categoría se encontrarían aquellos juegos que han sabido sacar todo el partido al hardware para el que han sido desarrollados.

La diferencia entre esta nota y la anterior es la decisión de un grupo de personas que quieren elevar a Juego entre Juegos un título que se merece estar en la estantería de cualquier jugador pasen los años que pasen.


8- Notable alto: Un referente, algo raro de ver. Un título que supera con creces los estándares de calidad para la generación del momento. El notable alto representa una idea original, un título con un desarrollo potente pero con pequeñas carencias en algunos de sus aspectos. No hablamos de fallos como la mala ejecución de un acto (un tropiezo), sino de la ausencia de alguna característica que haría mucho mejor el resultado final de un juego de por sí muy bueno.

7- Notable: El siete representa un muy buen título. Hasta ahora, esta nota ha estado considerada como una media, traduciéndose en muchos casos en un cinco, pero realmente no es así. El trabajo tras un título con esta nota es notable, tiene aspectos tremendamente buenos y flaquea en otros secundarios. Hay pequeños fallos que rechinan, pero sigue teniendo un resultado destacado en muchos de sus aspectos.


6- Bien: Un título bien ejecutado, limpio, que cumple con lo que se le pide a un juego, pero con fallos que comienzan a ser demasiado llamativos en una industria con cada vez más presupuesto hasta para los títulos independientes. A pesar de esto, destacan sus valores positivos por encima de los negativos.

5- Aprobado: un equilibrio perfecto. El juego en cuestión consigue llegar al mercado con muchos puntos positivos, pero en el otro lado se encuentran la misma cantidad de puntos negativos que lastran un trabajo correcto.


4- Insuficiente: Un título cuyos fallos superan a las bondades que pueda tener. A pesar de ello, se pueden encontrar motivos para destacar algunos de sus aspectos.

3- Suspenso (Nivel 1): Los fallos en estos títulos comienzan a ser flagrantes, pero sus aspectos positivos, que son pocos, harán que todavía puedas jugar un tiempo más.

2- Suspenso (Nivel 2): como ocurre con los productos de la televisión, cualquier parecido con lo que nos prometieron, es pura coincidencia. Puedes lanzarte a jugar a este título, pero puede hacerte más mal que bien.

1- Suspenso (Nivel 3): Un despropósito virtual: mala jugabilidad, una historia pésima y pocos motivos para dedicarle algunas horas de tu vida.