Tormenta de Plomo: Los orígenes del género.

Bienvenidos a los 80′.

Quien piense que los shooters aparecieron por generación espontánea con id Software y Softdisk, no hace más que llamar Nuevo Mundo a un trozo de planeta que existía, y habitado, hace eones. En este viaje arqueológico repleto de indicios sobre sus orígenes traemos a la palestra una serie de exponentes de calidad diversa con un único fin: mostrar de forma amena y desenfadada algunos de los tumbos que ha ido dando el género a lo largo de su evolución.

Partimos con Battlezone, uno de los ejemplos más poderosos de una jugabilidad ágil en un entorno tridimensional de perspectiva en primera persona. Seguimos adelante con ejercicios de calidad más discreta, como puede ser SKULL, pero que llama la atención por su planteamiento. Castle Master o el mismísimo Wolfestein 3D nos reciben en el tramo final, siendo una buena demostración de lo que luego sería todo una revolución.

Sentáos y viajad con nosotros a través del tiempo. Un poco de historia. Toneladas de pólvora. Más retros que nunca, en busca del eslabón perdido entre Pong y Doom.

Artículo relacionado