Un jugador invoca a Satán en un torneo de Tekken