Nintendo cobrará por respirar mientras se juega a sus juegos.