Peter Molyneux busca financiación para un juego que dejará a medias

Peter Molyneux busca financiación para un juego que dejará a medias

Godus está suponiendo un antes y un después en la vida de Peter Molyneux. La exitosa campaña de crowfunding y el posterior desarrollo del juego, con más de una locura de por medio, parece haber iluminado una bombilla dentro su cerebro y está dispuesto a llevar los videojuegos a un nuevo nivel nunca visto antes que revolucionará la industria en todos los aspectos, desde la creación de un nuevo género hasta la forma de crearlos.

Un exultante Molyneux ha dado a conocer detalles de la campaña que va a poner en marcha. Según lo filtrado por el propio diseñador se avecina una gran campaña en Kickstarter, plataforma que le ha dado más de una alegría tanto a él mismo como a los jugadores que han depositado sus esperanzas, sus sueños y sobre todo su cartera en el último proyecto que presentó.

«Es algo maravilloso e ingenioso. Para empezar el juego tratará de algo totalmente novedoso y nunca visto: un juego donde eres Dios y  tendrás que cuidar de una población, pudiendo satisfacer sus necesidades para que crezcan o siendo un tirano para crear una región adoradora de un demonio.»

No obstante lo mejor aun estaba por llegar. Más allá del nuevo género que quiere implantar, lo realmente impactante viene en el como se planea crear este nuevo juego. Molyneux ha ofrecido unos breves detalles de lo que quiere llevar a cabo.

«La idea, básicamente, es dejar el juego a medio hacer. Queremos buscar financiación, sobre todo la de los jugadores que son los primeros en darnos el dinero sin rechistar. En la campaña, podremos funciones que luego no estarán o incluso que el dinero que nos dieron para hacer este juego acabe destinado para otro juego o para otras cosas. ¡Es una locura genial!»

Desde luego, no se le puede acusar a Molyneux de visionario y de aportar nuevas ideas para renovar el mundo de los videojuegos. En este caso serán los jugadores interesados quienes tendrán que dar el visto bueno a la idea. Sólo el tiempo dirá si se acaba implantando o únicamente se queda en una espectacular idea y nada más.

 

Artículo relacionado