DEL FREEMIUM AL PAY TO WIN SEGÚN GAMERENFURECIDO

DEL FREEMIUM AL PAY TO WIN SEGÚN GAMERENFURECIDO

Hola de nuevo amigos de Games Tribune, hoy voy hablar sobre un tema que probablemente muchos hayáis escuchado en los medios pero no sepáis exactamente que es, en que consiste o cómo funciona, pues no os preocupéis que hoy estoy aquí para explicaros y lanzar bilis contra nada más y nada menos que el freemium.

Para empezar debemos explicar de dónde viene este término y que significa. El freemium es un término formado por dos palabras inglesas: free (gratis) y premium (suma añadida al precio normal). Como podéis ver es un término formado por dos palabras que suenan a contrarias pero que en este término se unen para dar lugar a una de las cosas que más odio provocan en el mundo de los videojuegos por parte de todos los usuarios.

racingEl freemium consiste en adquirir un juego de forma gratuita para cualquier plataforma de videojuegos como Android, IOS, PC o consolas, y dentro de este mismo juego gratuito ofrecer material o packs avanzados para los jugadores pero eso sí; pagando. No es raro ver juegos gratis en los cuales existe un techo, un límite que no se puede traspasar si no pagas para desbloquear cierto contenido, huelga decir que si los DLC’s me enfurecían no os digo ya lo que me parece esto.

Este modelo de negocio pues consiste en sacar dinero y más dinero, pero mientras que los DLC’s te lo sacan todo de una tajada con el pase de temporada, los juegos que utilizan este modelo se las arreglan para ir sacando el dinero poco a poco, de manera que cuando queremos darnos cuenta ya nos hemos gastado una pasta gansa en un juego que muy a menudo ni siquiera es bueno. Existen multitud de juegos que siguen este modelo ya que se ha vuelto popular sobre todo en móviles y no es raro ver la store llena de juegos con la etiqueta de gratis que nada más entrar ya te están pidiendo que compres el pack avanzado para jugadores profesionales que no harán más que añadir más diamantes a tu cuenta, cosa que vale absolutamente para nada.

dungeon-keeper

Cuando pienso en el freemium no solo pienso en lo rastrero que es cobrar por 2 niveles cutres más, también pienso en la cantidad de gente que se habrá enganchado a semejante bazofia de juego y que estará haciendo que el juego sea rentable. Juegos que no son divertidos, no tienen una historia, los gráficos son pésimos, la jugabilidad es básica y el sonido horrible, y aun así siguen reproduciéndose a un ritmo que da miedo y hay gente que sigue enganchándose y pagando dinero por el mero hecho de seguir subiendo niveles que no te aportan nada, ni sirven para nada dentro del propio juego.

Hace poco la popular serie americana South Park (Comedy Central, 1997 – Actualidad) realizó un episodio en el que se criticaba a los juegos que utilizan el freemium como modelo de negocio para sacar dinero y hacían hincapié en que el propio desarrollo de estos juegos está encaminado a introducir elementos que fomenten los micro-pagos en el juego. A su vez mostraron que este tipo de juegos en manos de gente con problemas de adicciones puede causar problemas económicos muy graves, sin duda os recomiendo que veáis el episodio para completar este artículo: Freemium isn’t free (South Park, 18×06).

Candy-Crush-Saga-screenshot-2Otro término que se me viene a la cabeza cuando pienso en lo mucho que detesto el freemium es el famoso “pay to win”. Básicamente es muy parecido al anterior pero este consiste en pagar para obtener algo que el resto de los jugadores que no pagan no tienen y por lo tanto sacar ventaja del simple hecho de invertir más dinero en el juego. De esta forma un jugador que no posee habilidad para jugar a dicho juego, en vez de probar suerte con otro juego que se le podría dar mejor ve en la tienda la opción de comprar una armadura completa y un arma con las cuales será invencible vaya donde vaya en el juego, de esta forma nuestro amigo sin habilidad pero con dinero se gasta una pasta en dichos objetos y cuando vuelve a entrar en una partida resulta que arrasa con todos los demás jugadores y empieza a subir niveles como un loco. El problema llega cuando nuestro amigo se encuentra con gente como él que también ha comprado objetos premium, en este momento el juego saca otro pack, mejor y más caro, de esta forma se consigue que una persona llegue a lo más alto del juego a golpe de talonario como se suele decir, mientras que gente con mucho talento pero sin dinero tiene que luchar para llegar a donde están los de la pasta. Porque en este tipo de juegos el mejor no es el que tiene habilidad, sino el que tiene dinero.

Poco a poco vamos viendo como la mayoría de los juegos introducen el freemium y el “pay to win” de forma más o menos leve o de forma más directa o agresiva. En mi opinión ambos modelos son una degeneración a raíz de la codicia de grandes empresas que quieren beneficios ante todo y para ello sacrifican la diversión, la calidad, la igualdad entre jugadores, etc. Siempre que veo estas situaciones me gusta remontarme a mis tiempos de infante, cuando nada esto existía y pagabas en pesetas por un juego divertido, con historia y que tenía un principio y un fin, y ahí se acababa; no había DLC’s, no pagabas para ser mejor que tus amigos si no que lo demostrabas, no pagabas de más para subir niveles, en resumen, no había ninguna de las tonterías que hay ahora para sacar dinero… ¡y era maravilloso!

¡Nos vemos la próxima semana amigos, manteneos enfurecidos y seguimos jugando!

Artículo relacionado