Madrid Games Week 2014 según GamerEnfurecido

Madrid Games Week 2014 según GamerEnfurecido

La pasada Madrid Games Week finalizó con un total de 55.000 visitantes durante los 3 días que estuvo abierta al público y sin duda esos 3 días dieron para mucho. Un servidor enfurecido estuvo en tal evento durante los tres días y hoy traigo una pequeña crónica resumen de lo que pudimos ver y probar. Huelga decir que principalmente tocaremos los puntos que más nos molestaron y por supuesto criticaremos algunos aspectos de la organización de dicho evento. Así pues ¡comencemos!

Nada más empezar me di cuenta de que el nombre del evento engañaba bastante: “Madrid Games Week” para mi gusto le falta algo, quizás un subtítulo, el cual según mi criterio sería “Madrid Games Week: Colas Edition” porque sin duda nada más llegar el viernes es lo que más me llamó la atención. Había colas para todo, y cuando digo todo es todo. Colas para probar cada uno de los grandes stands de videojuegos, colas para jugar a juegos indie, colas para comer… En resumen ni guardando colas durante los 3 días hubiese sido posible jugar a todos los juegos que había en el evento, lo cual no hace más que resaltar la importancia de conseguir un pase de prensa para acudir el jueves y poder probarlo todo.

Evolve
Evolve

Las colas han sido el principal problema del evento y primario motivo de disgustos, debido a que hubo que pensarse muy bien que merecía la pena hacer cola y que no. Personalmente lo primero a lo que me puse a la cola para probar fue Evolve (Turtle Rock Studios, 2015) aquel que tenía tan buena pinta en el E3 y un stand para jugar una partida de 4 contra 1. Pues bien, tardé 2 horas y media en avanzar 10 metros de cola, una lentitud exasperante. Cuando por fin llegó el turno de jugar, el juego me complació no sólo porque destruí a los otros 4 jugadores con mi monstruo titán sino porque te obliga a compenetrarte con otros jugadores si quieres acabar con el monstruo. Eso sí, me falta un contexto y una historia detrás. Por lo menos que me digan dónde estoy o cómo demonios he llegado a ser un bichejo de 9 metros cazando cazadores. Un poco de historia por favor.

The Witcher 3
El rivio Geralt, a lomos de “Sardinilla”

Al menos la espera para Evolve (Turtle Rock Studios, 2015)  mereció la pena, porque si hubo una cola que no la mereció sin duda esa fue la de The Witcher 3: Wild Hunt (CD Projekt RED, 2015) gracias a que mis compañeros me advirtieron a tiempo me libré de una de las colas más absurdas del evento. La espera de casi 3 horas no era ni siquiera para jugar a una demo: simplemente te metían en una mini-sala de cine para ver un vídeo de 32 minutos del juego de los cuales al menos la mitad ya habíamos podido ver en la E3 de este año. Sin duda, la decepción del evento.

Resultaba curioso como uno tras otro los grandes stands iban decepcionando uno por uno. Lo siguiente fue probar The Order: 1886 (Ready at Dawn, 2015) y que queréis que os diga: muy bonito gráficamente pero por lo demás me sabe a poco; un juego que gustará sobre todo por ambientación y gráficos pero que si ahondamos en el gameplay me resulta muy simple. El mejor término para definirlo sería: «MEH».Call of Duty BoysVamos ahora con mi preferido, el grande de los grandes, ese cuya cola debéis imaginar que fue descomunal por los niños rata. Efectivamente, amigos, hablamos de Call of duty: Advanced Warfare (Sledgehammer Games, 2014). Es curioso porque esa cola que imagináis tan inmensamente larga no lo fue ni por asomo. Resultó que el juego no se podía probar si no eras mayor de edad y por lo tanto iban revisando la cola para evitar que los más peques malgastasen su tiempo para un juego que no iban a probar. La verdad es que servidor disfrutó mucho viendo como se hacía justicia con el PEGI del juego y viendo como avanzaba rápido en tan interminable fila. A pesar de lo divertido del panorama, una vez dentro y probando el juego, la verdad es que no noté que hubiera nada revolucionario como anunciaban y eso que jugamos 3 rondas de capturar la bandera, pues ni aun así. Que sí, que puedes saltar más alto pero no noto nada diferente en esencia. Sigue siendo lo mismo que vemos todos los años, sin más… Al menos gané y me llevé un Rockstar y una camiseta, un premio de compensación por perder mi tiempo allí.

Por último hablaré del famoseo presente durante todo el evento y el exceso de pases de prensa. Para empezar al ser el mayor evento de videojuegos a nivel nacional era corriente encontrarse a grandes youtubers por doquier, por lo que si ya había miles de personas que dificultaban el andar por el recinto, cuando se formaba una aglomeración era casi imposible transitar por esa zona. Por supuesto, aparecieron El Rubius y Mangelrogel en el escenario y eso provocó una migración de niños rata desde las colas hacia el escenario central, lo cual despejó algunos juegos como BloodBorne (From Software, 2015) o Dead Island 2 (Yager Development, 2015) que pudimos probar y que nos gustaron. Sin duda fichar a grandes youtubers para hacer el tonto durante 15 minutos en un escenario sale bastante rentable a la organización así que no dudo que lo repetirán.

En el tema de los pases de prensa, un año más y a pesar de los requisitos se han visto muchísimos por todas partes, incluso algunas personas han intentado sacar provecho de esto y colarse para probar juegos diciendo que eran de prensa. Personalmente considero que los requisitos han sido demasiado bajos: tan solo se pedían 1.500 subscriptores para obtener el pase y obviamente en Youtube hay demasiada gente que supera ese número.

Visto lo visto, en este tipo de eventos es casi obligatorio conseguir un pase de prensa e ir el día dedicado a ellos, ya que es cuando de verdad se pueden probar los juegos con toda tranquilidad. Para finalizar doy las gracias a todos aquellos seguidores de Twitter que me reconocieron y vinieron a saludar, a pedir chapas o a sacarse una foto, sois grandes.

¡Hasta la semana que viene y manteneos enfurecidos!

Artículo relacionado