Nintendo, qué humilde eres

  • Sin ánimo alguno de defender las bochornosas tácticas “sacacuartos” y los descarados maquillajes de balances dignos de un banco griego. Personalmente siempre he pensado que Nintendo se apeó de la carrera tecnológica por una simple cuestión de estructura y costes de producción.

    Que no digo que no mediara interés económico también, pero la manera en la que trabajan los grupos del EAD es muy tradicional, y en cierto modo incomptible con meter a 150 tipos en varias oficinas a desarrollar el juego “a pedazos” y luego ensamblar los distintos apartados, tipo Ubi. Eso quizás permite un enfoque creativo en el que el director del proyecto apenas delega y hay mucha más comunicación entre el personal.

    Concuerdo en todos los demás aspectos: El trato que Nintendo ofrece a sus clientes es lamentable. Sobre todo porque nunca reconocen sus errores, ni piden disculpas, ni siquiera fingen que les importa. Es como si nada fuese con ellos.

    Un Saludo

  • Y lo peor de todo es el desprecio desmedido e injustificado hacia una industria que lo único que ha hecho ha sido recoger el testigo y la ilusión que un día tuvo Nintendo y dejó diluirse en medio de la prostitución de sus propios principios.

  • Nintendo siempre parece jugar con un doble rasero. Después de la guerra con Sega decidió que iba a ir por su cuenta en todo, y sus seguidores por lo visto tan contentos, ya que en todo lo que hace lo ven muy bien; ya sean copias de copias de sus juegos o el timo de los Amiibos.