Avance Super Chibi Knight

Avance Super Chibi Knight

Chibi Knight (PestoForce) fue un juego flash de acceso gratuito que cosechó mejores críticas de lo que cabía esperar en un principio. En esta ocasión tenemos entre manos Super Chibi Knight, desarrollada por PestoForce que se encuentra en estado de acceso anticipado y que nos pone en la piel de un jovencito llamado a convertirse en leyenda y velar por la seguridad de los habitantes del reino de Oukuku, los cuales se ven amenazados ante lo que podría significar la destrucción de su mundo, y es que un grupo de secuaces del desterrado Monocchio (el maligno hechicero al que nos vimos obligados a hacer frente durante los hechos acontecidos en Chibi Knight) pretende devolverlo a la vida con oscuras intenciones.

cHMNqtCSuper Chibi Knight se nos presenta bajo la misma formula que su predecesor: RPG de acción con unas mecánicas jugables directas y accesibles. Comenzamos nuestra aventura forjando a nuestro héroe – bueno, apenas podemos personalizar su nombre-  y poco después de un par de minutos tenemos total libertad para explorar el reino de Oukuku, con el objetivo de hacernos fuertes y aprender diversas habilidades de cara a los numerosos retos a los que nos veremos obligados a hacer frente más adelante. El control, al igual que otros aspectos, es bastante simple puesto que de inicio apenas disponemos del salto y ataque principal, mientras que nos movemos con la cruceta/stick de nuestro mando – en mi caso, el Xbox 360 Official Controller- , aunque conforme progresamos en el juego iremos adquiriendo otras habilidades que nos abrirán un nuevo abanico de posibilidades.
Mis primeros pasos en Oukuku me llevaron hasta un bosque cercano a la aldea de la que partimos en el comienzo, y allí me topé con los primeros enemigos a los que, sin miedo alguno, me dispuse a hacerles probar el frío y duro acero de mi espada, la cual me regalaron al comienzo de esta historia en mi propia casa, antes de salir de paseo. Aunque el desarrollo principal del juego nos sitúa en lo que vendría a ser un mapamundi en el que entramos a los diversos lugares de Oukuku, los encontronazos contra nuestro enemigos – amén de cualquier otro lugar al que accedamos – nos llevan a pantallas de scroll lateral. Una formula que a lo largo de los años hemos viendo en no pocos juegos y que, para muchos, quizá el más famoso -a la par que polémico- fue The Legend of Zelda II: Adventure of Link (Nintendo EAD, 1987).

Conforme avanzamos un poco en el juego vamos obteniendo puntos de experiencia, ya sea derrotando a enemigos, cumpliendo misiones secundarias o, directamente, encontrando sacos con las siglas “XP” en algunos lugares ocultos de Oukuku. En el extremo superior derecho de la pantalla podemos estar siempre al tanto de los puntos necesarios para alcanzar la siguiente mejora. No hay nivel global de personaje sino que cada uno de los tres atributos que podemos desarrollar cuenta con su propio medidor de experiencia. Armadura, ataque especial y espada son las categorías que debemos ascender si queremos hacernos fuertes y así facilitar mucho nuestro viaje por Oukuku. Aquí encontramos otro elemento bastante simplificado, y es que el aspecto visual de nuestro héroe se va modificando conforme subimos de nivel nuestra espada y/o armadura, camiando de aspecto conforme más desarrollada esté. El máximo de niveles por categoría es de 10, siendo factible llegar al máximo de nuestro poder en apenas un par de horas de juego.

7dK60KK

En cuanto a desarrollo, el camino hacia nuestro objetivo es lineal y se puede superar en poco más de dos horas si vamos a tiro hecho aunque, como en todo juego de rol, la gracia está en explorar hasta el último rincón del mundo, hablar con los diversos NPC que encontraremos y cumplir un buen puñado de misiones opcionales para así explotar al máximo las posibilidades que nos ofrece Super Chibi Knight. Estas misiones no son ningún alarde de originalidad ni variedad puesto que gran parte de ellas consisten en hallar un objeto especial en algún punto del mapa y entregarlo a su destino a cambio de grandes cantidades de puntos de experiencia a modo de recompensa. Las mejores misiones que he tenido la ocasión de realizar consistían en encontrar y derrotar a enemigos especiales, diferentes a los que asiduamente encontramos por todo el mapeado, tratándose de bestias enormes que, por primera vez en el juego, me pusieron a prueba e incluso llegó a costarme varios intentos en algunos casos.

Aparte de las batallas también nos movemos en pantallas de scroll lateral por las mazmorras y pueblos de Oukuku. En lo que respecta a las mazmorras, estas nos proponen una serie de retos en forma de plataformeo, encuentros con enemigos algo más exigentes que de costumbre y, en ocasiones, algún que otro puzzle de fácil, muy fácil resolución. Normalmente las mazmorras terminan con un combate ante jefes de final de zona, los cuales sí que pueden ponernos en un aprieto si no llegamos lo suficientemente desarrollado a nivel de espada y armadura, puesto que poseen muchos puntos de vida y lanzan ataques bastante dañinos. Por suerte y, pese a que el desarrollo de las mazmorras sea demasiado desafiante, justo antes de la sala en la que nos esperan estos enemigos encontramos unos mecanismos de extraño aspecto que hace las veces de punto de control, y que se conectan con la entrada de la correspondiente mazmorra. En cuanto a los pueblos y zonas más tranquilas y alejadas de los combates encontramos a un número considerable de NPC´s que nos ofrecen misiones secundarias, nos comentan aspectos de la historia e incluso nos regalan objetos, en algunos casos. Generalmente, pasamos muy poco tiempo en estos lugares puesto que en la mayoría de ellos lo único que hay que hacer es entregar/recoger objetos, amén de que los diálogos quedan en anécdota, puesto que los diversos personajes con los que entablamos conversación apenas nos dicen frases sueltas que no aportan nada de especial interés.

y20wMfYLa verdad es que Super Chibi Knight es un título bastante simple y directo, que puede ser superado en poco más de dos horas y que, cuando gana cierta profundidad, resulta que ya estamos rozando el tramo final del juego. Esta profundidad se nos ofrece en el momento en que obtenemos nuevos movimientos y compañeros. Los primeros consisten en la habilidad de embestir y así poder superar peligrosas caídas que no podemos alcanzar con un simple salto y la posibilidad de encadenar combos gracias a un ataque giratorio con nuestra espada, entre otros. En cuanto a los compañeros, no son aliados como tal sino monturas que nos ayudan a superar ciertas situaciones en las que resulta imposible lograr el éxito si vamos a pie. La primera que conseguimos es una especie de gallo gigante que nos otorga la habilidad de planear largas distancias, así como atacar a los enemigos lanzándoles un feroz mordisco.

En lo que al aspecto audio-visual se refiere nos encontramos con una dirección artística que ofrece un acabado bastante resultón, con diseños bastante simpáticos y que, al igual que el desarrollo del juego, parece estar enfocado a los más pequeños de la casa. Personalmente y valorando uno a uno los aspectos del juego, Super Chibi Knight se me antoja muy recomendable para los más pequeños que quieran dar sus primeros pasos en juegos de rol puesto que alberga mecánicas básicas del género pero ofreciéndolas de una forma muy sencilla y directa, sin demasiadas complicaciones. El caricaturesco aspecto de la mayoría de personajes y enemigos, sus escenarios coloridos y repletos de formas imposibles ofrecen un aspecto de dibujos animados bastante simpático. Por otra parte, en el apartado sonoro del juego encontré uno de los detalles que más me han sorprendido, y es que la hija de 8 años de Nick Pasto, director del juego, pone voz los efectos sonoros del juego, un detalle que me ha parecido de lo más entrañable. A eso hay que sumarle el buen hacer en cuanto a la banda sonora, que si bien no se siente demasiado extensa ni variada, ofrece algunas melodías de esas pegadizas que acaba uno tatareando una vez terminado el juego.

GV9vAZq

No hay que olvidar que el juego sigue en estado de acceso anticipado y, aunque puede jugarse completamente, no está exento de fallos que esperemos que se vayan subsanando en la fase final de desarrollo. Yo mismo he sufrido un bug bastante importante en el que me he visto obligado a borrar la partida y comenzar una nueva (por suerte, no había avanzado demasiado y teniendo en cuenta la corta duración del juego no me supuso un gran problema) debido a que, tras derrotar a un jefe y rescatar a un personaje necesario para lograr el éxito en la misión en la que me hallaba inmerso, parece ser que se perdió en el limbo y ni estaba en su lugar natural ni tampoco en el destino dónde debía “entregarlo”. Esto, sumado a unos ligeros problemas de fluidez en algunas secciones – mayormente en el gran bosque del mapamundi – hacen recomendable esperar un tiempo prudencial antes de ponerse de lleno con el juego. Super Chibi Knight promete ser un título bastante ameno, muy interesante para los más pequeños de la casa, pero cuando alcance la madurez en su desarrollo. Es muy positivo que los más jóvenes vayan sus pinitos en diversos géneros y este puede ser una buena opción, pero más adelante. Para conocer bugs siempre hay tiempo y al ritmo que vamos los van a conocer, no cabe duda, pero sin prisas.

Artículo relacionado