Pese a los baches, el desarrollo de Crackdown 3 sigue su curso

Crackdown 3