El desarrollo de ReCore va viento en popa