Dos títulos se suman a los retrocompatibles de Xbox One