Gears of War 4: No es fácil contar una historia entre disparos