El mercado de juegos digitales sigue creciendo en consolas