Microsoft apuesta por la compatibilidad con Xbox One y Project Scorpio