Microsoft piensa que Scalebound hará mejorar las ventas de Xbox One en Japón