Project Scorpio presume de equilibrio, pero sólo la grandes compañías podrán aprovechar su potencia