Quantum Break retrasado a 2016

Aunque se trataba ya casi de un secreto a voces, ha sido hoy cuando Microsoft ha anunciado que Quantum Break, uno de sus títulos estrella para Xbox One se retrasa a 2016. Desde Remedy Entertainment -creadores de títulos como Alan Wake o las dos primeras entregas de Max Payne- no han especificado aún una fecha definitiva para el lanzamiento del juego, aunque es previsible que este se lance durante la primera mitad del año que viene. Al anuncio de este retraso hay que sumar el de otros juegos de renombre como Uncharted 4 o la nueva entrega de Zelda para WiiU, cuyos lanzamientos también se han pospuesto recientemente a 2016.

En palabras de Sami Järvi, o si lo preferís Sam Lake,  guionista del juego y actualmente director creativo en el estudio finlandés: «Estamos realmente orgullosos de formar parte en el increíble catálogo de Xbox One. Agradecemos a nuestros fans su paciencia y queremos que sepan que el equipo aprovechará esta oportunidad de mejorar y pulir el juego para crear la clase de entretenimiento de calidad que ellos esperan de nosotros». El retraso de Quantum Break era algo que se podía prever después de las declaraciones de Phil Spencer asegurando que desde Microsft dudaban de la posibilidad de cumplir con todos los lanzamientos anunciados para 2015. Este anuncio tampoco es algo que parezca preocupar a Shannon Loftis, jefa de distribución de Microsoft Studios: «Con tantos lanzamientos este año, mover Quantum Break a 2016 extiende nuestro increíble catálogo al próximo año con una monstruosa nueva IP. Tenemos el catálogo más fuerte en la historia de Xbox ahora mismo, con exclusivas como Halo 5: Guardians, Rise of the Tomb Raider, Fable Legends y Forza Motorsport 6, y más anuncios que realizaremos en los próximos meses».

Quantum Break se presenta como un producto transmedia que combinará videojuego y serie de televisión y que será lanzado en exclusiva para Xbox One. Aunque aún tendremos que esperar meses -quién sabe si más de un año- hasta sus salida, confiemos en que como afirma Järvi, el retraso sirva al menos para aumentar la calidad final del título.

Artículo relacionado