Xbox One no sería la única en recibir Quantum Break