Análisis: The Evil Within The Assignment

Análisis: The Evil Within The Assignment

En The Assignment, la primera expansión para The Evil Within, descubriremos parte de los misterios que rodean a la agente Juli Kidman. Coged vuestra linterna… Es hora de arrojar algo de luz.

The Evil Within The Assignment 02Jamás se nos había hecho tan sumamente larga una espera. Que la información acerca de este contenido descargable llegara con cuentagotas no es el único motivo de ello; ni siquiera por el secretismo con el que se han tratado tanto su salida como el argumento del mismo, más allá de lo que “ya sabíamos”. Nada de eso.

La verdadera razón era resolver los, no precisamente pocos, cabos sueltos que habíamos encontrado a lo largo de la historia principal. Más aún si tenemos en cuenta el protagonismo que cobraría Juli Kidman en esta pequeña expansión. Así pues, por fin hemos tenido la gran oportunidad de ponernos en la piel de uno de los personajes más enigmáticos encontrados en The Evil Within.

¿Qué cuál ha sido el resultado? Verdaderamente satisfactorio. Sin lugar a dudas.

Y es que, pese a no ser muy amigos de los DLCs de pago en general, ya sea por las experiencias que no eran más que excusas para sacar dinero o por aquellas que no aportaban absolutamente nada a nivel narrativo o en cuestiones de jugabilidad, en esta ocasión podemos decir que está más que justificado. De hecho, se asemeja más a lo que hace unos cuantos años conocíamos como expansiones, que a un relleno sin sentido por el cual cobrarnos, como todos esos que abundan a día de hoy. Quizás algunos de vosotros os sintáis molestos por tener que pasar por caja —otra vez— para terminar de entender parte de la historia. Pero, por lo menos en esta ocasión, el contenido va más allá. No sólo es cuestión de hilar un poco mejor todo lo que conocíamos sobre este universo sino que, además, nos encontraremos ante entre 3 y 5 horas de juego en las que atravesaremos una serie de escenarios que, en su mayoría, son completamente nuevos y, como si de un soplo de aire fresco se tratara, aportan un concepto de jugabilidad diferente al del título principal.

The Evil Within The Assignment 01

Escóndete, ¡que no te vean!

Si en The Evil Within nos vimos envueltos en una aventura que, pese a sus dosis de terror, contaba con un factor destacable de acción, en The Assignment nos enfrentaremos justamente a lo contrario. Esta expansión nos obligará a buscar cobijo en las sombras para pasar desapercibido constantemente, evitando cualquier tipo de enfrentamiento directo con nuestros enemigos. Mas no sólo el sigilo se ha vuelto algo fundamental: los puzzles cuentan con un protagonismo sobresaliente.

Es evidente que el suspense y el horror han tomado forma de una manera exitosa. Para descubrirlo, nos introduciremos en el papel de uno de los compañeros de Sebastián Castellanos, la enigmática agente Juli Kidman. Nuestra historia dará comienzo de forma paralela a la principal, justo en el momento en el que recobramos el conocimiento tras el accidente de ambulancia. A partir de ahí, se explicará el sentido real de este personaje en la historia global, mucho más significativo de lo que parecía en un principio. Las escenas cinemáticas y los coleccionables pasarán a ser un gran complemento informativo en cuanto a narración se refiere. ¡Ah! ¡Una curiosidad! Si veis un caracol… Alumbrarle un poco. No os diremos más.

The Evil Within The Assignment 03Una vez tomemos el mando —sin olvidarnos de los pequeños fallos de control que arrastra desde TeW—, descubriremos que nos falta algo: armas. Y esa carencia estará presente en un 90% del tramo. Pese a todo, encontraremos una flamante y potente linterna… Que dará luz. ¿Qué más necesitáis? Para no entrar mucho en detalles, debéis saber lo esencial que será este elemento si queremos avanzar de una estancia a otra, ya sea para resolver un puzzle o para… alumbrar, sin más. Pero esa no es nuestra única desventaja: Juli es mucho más endeble que Seb, hasta el punto de caer con tan sólo uno o dos golpes. Por otro lado, tampoco cuenta con mejoras de gel verde.

Pero no todo iba a estar en nuestra contra. Disponemos de un sistema de coberturas con el que, además de escondernos, podremos crear distracciones, ya sea por sus chillidos —no penséis mal— o utilizando elementos del escenario. Kidman hará ruido provocando que los monstruos se dirijan a una posición determinada, sin olvidarnos, claro está, de las botellas que tan bien conocemos y tanto hemos usado. O roto. No obstante, las taquillas y las camas seguirán sirviéndonos de refugios improvisados a la hora de escondernos. A eso hay que sumarle la autosanación. Dado que no podemos aumentar los stats de nuestra protagonista ni curarla, se agradece la implementación de este sistema, el cual regenerará la salud lenta pero automáticamente si permanecemos quietos.

Respecto a los escenarios, como ya comentamos líneas atrás, son en su mayoría totalmente nuevos. Logrando, una vez más, sumergirnos completamente en el universo que se muestra ante nosotros y perfectamente adaptados a la nueva forma de resolver los conflictos que se nos plantea. La luz y las sombras tienen mucha relevancia en The Assignment. Pero eso no es todo, se han añadido una serie de enemigos nuevos —además de un “némesis” incansable— con sus debilidades y puntos fuertes propios, obligándonos así a plantearnos cómo salir de esas nuevas situaciones sin que nos eliminen.

The Evil Within The Assignment 04Shut up and take my money!

The Assignment es un DLC de compra obligada si eres del tipo de persona que disfruta con las grandes dosis de adrenalina y estrés sin disparos de por medio o para saciar algunas lagunas argumentales. El resultando es extremadamente entretenido y, sobre todo, diferente a lo jugado en la trama principal. Además, si os ha sabido a poco podéis optar por completarlo en el retante modo KURAYAMI, donde estaremos completamente a oscuras y la única iluminación con la que contaremos será nuestra linterna. Un trabajo excelente. Lástima que toque esperar a The Consequence para unir los puntos que forman esta trama.

Artículo relacionado