Destiny

Destiny

Destiny es un juego que ha creado polémica desde el mismo momento de su lanzamiento. Unos jugadores lo consideran una obra de arte y otros uno más de esos juegos vacíos que se hacen repetitivos. ¿Cuál es la razón de esta relación entre el amor y el odio? ¿Entre la repetición y la fascinación por raids imposibles?

[dropcap size=big]E[/dropcap]l pasado nueve de septiembre este esperado juego de Bungie y Activision salió a la venta y empezó la misión de miles de guardianes cuyo objetivo es salvaguardar el destino de la última ciudad de la tierra. Acompañados de nuestro querido espectro –con la voz de Tyrion Lannister-, nos embarcaremos en una épica aventura de dimensiones titánicas. Nos encontramos ante una perfecta combinación de un shooter con un MMO que mezcla un ambiente futurista con unos interesantes elementos de rol y exploración.

En cuanto entremos en Destiny empezaremos a ver esa serie de características y detalles que lo hacen único, al menos hasta el momento. Entre ellas, destacan la posibilidad de elegir la raza, clase y posterior subclase de nuestro personaje, el poder equiparlo a nuestro antojo con distintas armas y armaduras enfocadas a un aspecto u otro.  Así pues, podremos centrar a nuestro personaje en un combate inclinado hacia  las habilidades, o a un tipo de armas rápidas pero débiles o fuertes pero lentas.  La variedad de armas es bastante grande –fusiles, revólveres, escopetas, lanzacohetes…- y podremos llevar de tres tipos distintos según su “peso”: ligeras, medias y pesadas. En cuanto al equipo, tendremos cuatro huecos típicos para que equipemos cualquier objeto que encontremos por el suelo: cabeza, cuerpo, manos y piernas. Llegado cierto nivel, cada una de las armas y armaduras que tengamos podrá ser mejorada y adquirirá nuevas habilidades y/o mejoras.

Destiny SniperUna vez creado nuestro personaje empezará nuestra aventura. Durante nuestro viaje visitaremos distintos lugares: la Tierra, la Luna, Venus, Marte y un pequeño grupo de asteroides llamado Arrecife. Además, como lugar de reunión, encuentro y descanso, los guardianes disfrutaremos de la posibilidad de viajar a la Torre, lugar en el que encontraremos comerciantes, instructores de clase, misiones y por supuesto, otros jugadores. Aunque personalmente encuentro la variedad de enemigos un poco escasa, cada planeta tendrá su tipo de enemigos particular: insomnes, vex, caídos, colmena y cabal. Cada uno de estos tipos se dividirá en diversos subtiposde enemigos, más o menos fuertes y con distintos puntos débiles.

La ambientación de todos los planetas es casi perfecta, desde la desolada Tierra hasta el árido Marte, pasando por la vegetación de Venus. Cada planeta es particular, único y posee unas características propias; tanto las estructuras como sus enemigos otorgarán al cuerpo celeste en el que nos encontremos de su propia personalidad.

Desde el principio, nos veremos envueltos en una gran historia y realmente nos sentiremos guardianes del universo ya que tanto el argumento como la acción nos harán olvidarnos durante horas del resto de videojuegos y de la realidad, haciéndonos sentir que estamos dentro del gran mundo que se está empezando a forjar. No desvelaré ningún secreto de la historia, ya que no lo considero necesario para el análisis, pero si estáis jugando o habéis jugado, intentad ver un poco más allá del simple hecho de que cada misión es matar y matar e intentad sumergiros en la trama de Destiny.

destiny-sera-el-mismo-juego-en-todas-las-plataform_hpgmA través de las misiones principales, algún contrato y alguno de los eventos, pronto alcanzaremos el “nivel máximo” de nuestro personaje, el nivel 20 –aunque después podremos seguir subiendo nuestro nivel con el equipo- pero como en todo buen MMO, el juego empieza cuando llegas hasta arriba. Las posibilidades que ofrece Destiny a la hora de decidir que hacer son bastante grandes, aunque por el momento son un poco repetitivas.

La primera división evidente es el famoso PVE -player versus environment o jugador contra entorno- y el PVP –player versus player o jugador contra jugador- pudiendo encontrar dentro de cada una de las ramas distintos modos de juego.

En cuanto al PVP, podremos poner a prueba nuestros reflejos y nuestra habilidad en El Crisol, lugar en el que encontramos las típicas batallas entre jugadores o por equipos. Por el momento disponemos de 4 tipos de modos de juego: Control, en el que dos equipos luchan por la posesión de unas bases; Enfrentamiento, un combate directo entre dos equipos de seis personas que luchan por acumular puntos; Disputa, un todos contra todos; y Escaramuza, una lucha entre dos equipos de tres personas.

Por lo que respecta al PVE, es la rama en la que más se centra Destiny. Dispondremos de una gran variedad de opciones a la hora de decidir en que emplear horas para conseguir equipo y objetos.

Destiny ArtworkPara empezar, y como más básico, tendremos la opción de aterrizar en cualquiera de los planetas y realizar una patrulla. Tendremos total libertad dentro de los límites del mapa y en ciertos lugares aparecerán unas pequeñas misiones cuya realización será sencilla. Estas misiones, que podremos realizar solos o con amigos, nos otorgarán experiencia si aún no somos nivel veinte y algún tipo de moneda para intercambiar.

En un siguiente nivel, encontramos los Juegos de Asalto; una serie de misiones con 4 modos de dificultad acordes a nuestro nivel. Estás misiones son bastante más complicadas y contaremos con la compañía de dos guardianes más. El objetivo siempre es derrotar a un gran jefe con una insana y copiosa cantidad de vida después de realizar una serie de objetivos matando cientos de enemigos por el camino. En cuanto a esta parte reconozco que ha sido una de las que más me ha atraído por su dificultad, pero la exigua cantidad de misiones que nos presenta el juego hace que realmente se hagan repetitivas ya que por el momento solo hay cuatro.

Por último, encontraremos dos misiones heroicas, una diaria y otra semanal. Posiblemente los dos objetivos más difíciles ya que tendremos que volver a hacer alguna misión de la historia pero con una mayor dificultad y podremos realizarlas en solitario o en compañía, y más nos vale llevar unos buenos compañeros.

Destiny ArtworkComo recompensa a todas estas misiones recibiremos monedas para intercambiar por equipo, reputación con determinadas facciones y un equipo de gran calidad, el cual nos otorgará una nueva estadística: la Luz. La Luz nos permitirá seguir subiendo de nivel una vez alcanzado el máximo, una interesante idea de los desarrolladores que regula a la perfección la progresión y el poder de nuestro personaje. Sobre este aspecto residen gran parte de las quejas sobre Destiny, y es que a partir de este momento, nuestro trabajo será repetir estas misiones una y otra vez hasta conseguir el equipo, las monedas y la reputación necesaria para… no hacer nada en realidad. Algún tipo de evento, de jefe de mundo, o alguna misión especial que fuese cambiando con el tiempo, darían a este gran juego un verdadero objetivo y un motivo para mejorar y conseguir más equipo.

Todas estas opciones unidas a un gran universo –en construcción-, un precioso mundo, una estupenda y épica banda sonora que nos acompaña en los mejores combates hacen que Destiny tenga en su haber la receta del éxito absoluto aunque la siguiente pregunta es evidente: ¿Conseguirán los desarrolladores estar a la altura de las expectativas y llevar a su juego al lugar que se merece?

Sinceramente espero que las dos compañías sepan cuidar y hacer evolucionar su producto de la forma correcta. Bajo mi humilde opinión, Destiny necesita más misiones del tipo Juegos de Asalto y una mayor variedad de jefes. A todos nos gusta enfrentarnos en equipo a grandes y poderosas criaturas. Ojalá la compañía no abuse de los DLC y el juego se vaya actualizando y ampliando con cierta regularidad, la renovación es la clave en un buen MMO. ¡Nos vemos por la galaxia, guardianes!

Texto por Montxo Nuez

Artículo relacionado