FIFA 15

FIFA 15

El otro día me encontraba en el supermercado realizando las habituales compras, cuando me lleve una grata sorpresa al descubrir la reciente implantación en el pasillo central de un palé repleto del que para muchos será el manjar navideño por excelencia: el turrón. Captó especialmente mi atención la frase que rezaba bajo la marca del producto: “Este año con un 10% más de chocolate”. A escasos metros otra sección totalmente diferente se regía por otro producto que también cuenta con su peculiar estacionalidad, en este caso el protagonista era el título deportivo de EA Sports, FIFA 15. Y entonces mi cerebro empezó a rebuscar la falacia imposible, este año FIFA, ¿nos ofrecerá “un 10% más de chocolate”?

fifa15_xboxone_ps4_dynamicmatchpresentation_napoli_goal_wmEl remozado al que se somete año tras año el título que nos concierne viene sustentado en esta ocasión por tres pilares: campos más vivos, mayor rapidez en el desarrollo del juego y la aparición de unos porteros más espabilados y con un mayor protagonismo en el terreno de juego. Por otro lado el gran aval licenciatario con el que viene contando la saga futbolística de EA Sports, se ve diezmado en la medida que en esta ocasión no cuenta con la autorización de la liga Brasileña. Por otro lado, sí se incluirá nuevamente este año la licencia de la liga Turca.

Serán escasos lo minutos que necesitamos para testificar el relativo protagonismo que se le pretende dar a todo lo que acompaña y adorna un partido de fútbol. Aficionados copando el graderío con actitudes más dinámicas que según la situación, entonarán cánticos extraídos de partidos reales, vallas publicitarias en las que apreciaremos rótulos iluminados por tecnología LED, y un terreno de juego que se degradará según vayan pasando los minutos y las diferentes situaciones de juego. De esta manera se nos permitirá comenzar un partido sobre una alfombra verde y concluirlo sobre un autentico patatal. También existen otros detalles ornamentales como el posicionamiento en las bandas de operadores de cámara que orientaran sus instrumentos de trabajo hacia el desarrollo de la acción. Todo esto consigue una mayor integración visual y naturalidad en lo que transcurra en el campo, aunque también es cierto que todo esto logrará impactarnos en un primer momento y poco a poco, se irán convirtiendo en situaciones comunes, repetitivas y obviables a la hora de disfrutar de un partido de fútbol.

fifa_15_0821-1Mayor rapidez

Incluso el más fiel y aferrado a la saga de FIFA sabe que año tras año serán unos cuantos partidos los que le ocuparán hasta hacerse con las novedades incluidas en el manejo y control, con el objetivo de que los muñequitos respondan de las manera más eficiente a sus deseos. Pues bien, esta edición no iba a ser menos y el salto mecánico es aún más pronunciado que en recientes ediciones. Los partidos se desarrollan con una mayor velocidad de juego, haciéndonos estar más inmersos en el núcleo de la acción. Deberemos buscar más el hueco, el jugador menos cubierto, el desmarque preciso del compañero o valorar cuanto tendremos que presionar a un rival para arrebatarle el balón. Todo esto viene aderezado con la inclusión de un apartado táctico más completo y con diferentes opciones estratégicas e instrucciones a aplicar entre nuestros chicos para que respondan en el campo de una manera lo más cercana a nuestras pretensiones.

FIFA-15-DEMO-Intros-In-MenusPorteros más espabilados

Sin duda la novedad más llamativa e impactante de esta edición, sobre todo para los que hayan jugado anteriormente a esta saga de fútbol. Parece qué EA Sports se ha centrado este año en remodelar completamente la actitud de los porteros en el campo. Lo normal era acabar pillándole el punto flaco a los cancerberos y así, y según la situación, asegurarnos el gol en la mayoría de las ocasiones. Con la nueva inteligencia artificial de los porteros esto viene siendo más complicado, logrando un mejor posicionamiento en la acción que transcurra en cada momento y una respuesta más impredecible ante nuestros acechos a la portería contraria. Los movimientos y saltos también cuentan con mayor vistosidad haciendo su aparición en la acción de juego, más espectacular que en anteriores ocasiones. Pero el tener unos porteros tan “felinos” tiene su punto negativo, y es que como es esperable y evidente, también fallarán, y estos errores se convertirán en escandalosos cuando tras consumar unas cuantas paradas magistrales y desesperantes ante nuestros deseos de batir la meta contraria, nos deleitarán con una pelota muerta que se le cuela entre las piernas o con balones que tocan la red tras acariciarles la oreja mientras se muestran impasibles ante ello. Los errores serán mucho más errores.

En EA querían modos alternativos

En lo concerniente a los menús y la banda sonora sufren su correspondiente lavado de cara. A mi parecer han llenado con demasiados adornos y florituras la sucesión de posibilidades de elección, en un interfaz novedoso pero de discutible eficiencia. Los temas musicales que nos acompañaran durante la navegación por los mencionados menús, cumplen con las expectativas de este título. También aunque exclusivamente en la versiones de Playstation 4 y Xbox One -en la que se basa este texto- contaremos con la resurrección del modo Pro Club. Con éste se nos permite nuevamente crear campeonatos tanto en formato torneos y ligas para poder disputarlos en modo local.

FUT15Lo que está claro es que el modo estrella, o por lo menos el que está orientado a serlo, es el conocido como Fifa Ultimate Team. Como no iba ser menos, este año repite y EA Sports sigue mostrando interés en la implantación del modo basado en la temática de los sobres, a la cual por cierto, el público está respondiendo satisfactoriamente. Como novedad a destacar este año se incluye la opción de poder traer cedido a nuestra plantilla, durante un número limitado de partidos, un jugador de los conocidos como top. Esta elección la realizaremos sobre una reducida lista y nos permitirá probar con jugadores difíciles de conseguir y desequilibrantes en muchos partidos. No pensaré que esta nueva opción es una argucia de EA para ponernos los dientes largos con lo que podrás llegar a conseguir tras horas y horas de juego o comprando los correspondientes sobres, un verdadero filón para la desarrolladora de esta saga deportiva.

¿10% más de chocolate?

Nos encontramos entre las manos con un título que significa la segunda oportunidad de EA Sports para demostrar lo que el lozano motor Ignite puede hacer con la saga dedicada al deporte rey de nuestro país en la actual generación. Y lamentablemente mi veredicto es desfavorable. Sí es cierto que el apartado gráfico se ve mejorado, se consigue una mayor espectacularidad durante los partidos, pero esto se consigue mayormente mediante animaciones incluidas durante el juego en sí. fifa-15-liverpool-fc-tanitim-videosu_7727902-8290_1280x720Animaciones que pierden todo encanto cuando vemos a los jugadores actuar mediante movimientos robóticos, torpes y antinaturales, exactamente como venía pasando en ediciones anteriores. Por lo que la mejoría gráfica se convertirá en algo fugaz, que se irá obviando según vayamos acumulando partidos en nuestros pulgares. También hay elementos del campo, pocos, que han sido provistos de mayor interactividad, como sucede con los banderines de córner, mejoría visual que desaparece cuando al golpearnos con ellos, observemos como se sumergen dentro del césped.

Los modelados tanto faciales como físicos también se ven mejorados, pero lejanos a otros títulos deportivos de la presente generación, con lo que la pequeña mejoría experimentada se ve reducida y es insuficiente para cualquier individuo que haya disfrutado o simplemente conozca otros títulos como UFC (EA Sports) o NBA2K (Visual Concepts). Pequeña mención quería hacer también a los comentarios durante los partidos. Escucharemos frases que vienen arrastrándose por nuestros oídos desde FIFA 11, o como Paco González nos avisa en un partido de liga, que de seguir empatados tendremos que ir a la prórroga. Errores que no dejan ver más que la dejadez en la que ha caído este apartado del juego.

FIFA 15 vuelve a dejarnos con la miel en los labios. El título futbolero de EA está cerca de convertirse en el eterno DLC que años tras años incluye ligeras mejoras en el entorno jugable, plantillas actualizadas, alguna que otra novedosa opción y demás adornos gráficos. Pero todo esto se queda lejos de lo que se podría esperar para un título de estas características en la actual generación. Con esto no quiero decir que sea un mal titulo, es un juego completo, adictivo y muy jugable sobre todo para el público cercano en gustos a los videojuegos deportivos. Esperemos que FIFA 16 si contenga ese 10% adicional de chocolate.

Texto por David Galán

Artículo relacionado

Análisis de Punch Club

Análisis de Punch Club

Mientras se lee este análisis, recomiendo encarecidamente buscar y escuchar «Eye of the Tiger»; es…