Análisis Evolve

Análisis Evolve

Sentimos un extraño placer a la hora de cazar. Hay muchos juegos que han intentado –y han conseguido- llevar esta sensación pero pocos lo han conseguido como Evolve. El juego del escondite se ha llevado a un límite extremo en el que, siendo cazador o presa, se obtiene una experiencia que, aun siendo breve, es increíblemente divertida.

[dropcap size=big]N[/dropcap]o estamos indefensos aunque a veces así lo parezca. Un equipo de cuatro soldados de élite tiene la misión de dar caza a una bestia que pretende destruir y acabar con la vida humana de diferentes planetas. La única forma de sobrevivir es darle caza a una enorme bestia.

Solo, pero no indefenso. Nuestra tranquila vida, basada únicamente en alimentarnos y atacar a los humanos que investigan en el planeta se ve asaltada por un grupo de soldados que sólo quiere aniquilarnos. Pero no se lo pondremos tan fácil: nos toca comer, crecer, hacernos más poderosos. Evolucionar.

Estas son las dos caras de la moneda que Turtle Rock Studios y 2K nos han traído para PC y las consolas de nueva generación, un título que, a pesar de su cuestionable política de lanzamiento, han conseguido un resultado tremendamente divertido con Evolve, en especial si lo juegas con amigos.

Evolve_01Evolve se podría dividir perfectamente en dos estilos de juego diferentes. Por un lado, tenemos el cooperativo más puro y duro, en el que los 4 soldados de élite –divididos en Asalto, Apoyo, Trampero y Médico- deben unir sus fuerzas y sus habilidades para poder acabar con la bestia satisfactoriamente. En un primer momento, cada una de estas clases sólo tendrá disponible un personaje pero a medida que vayamos jugando con ellos y usando sus armas y aptitudes personales, desbloquearemos otros dos personajes, cada uno de ellos con sus exclusividades y estilo de juego. Por poneros un ejemplo, tenemos a los tres médicos: Val, Lazarus y Caira. Val se centra en la curación constante gracias a su pistola, pero también tiene un rifle de tranquilizantes –muy útil cuando intentamos evitar que la bestia se escape-, un rifle penetrante –que abrirá debilidades en la bestia- y la habilidad común del médico, una descarga curativa que curará parcialmente a todos los personajes que se encuentren en un área alrededor del médico. Por otra parte, Caira dispone de un lanzagranadas de Napalm y otro curativo aparte de un campo de aceleración para poder acortar las distancias con nuestro enemigo. Finalmente, mi personaje favorito es Lazarus. Este médico no puede curar tan a menudo como sus compañeras –excepto por la descarga curativa- pero sí puede resucitar una vez que los demás personajes hayan caído derrotados tras el período de “gracia”. También dispone de un campo de invisibilidad, que nos ayudará a la hora de revivir a nuestros compañeros y de una de las mejores armas, el rifle semiautomático penetrante, muy parecido al de Val pero que podemos dispararlo tan rápido como podamos apretar el gatillo.

Evolve_markov-1152x578

Las demás clases también cuentan con sus tres personajes, cada una con sus diferentes armas, pero que todas, entre sí, se compenetran perfectamente para poder derrotar a la bestia. Los tramperos permiten ayudarnos a encontrar a la bestia –como es el caso de Daisy a la hora de elegir a Maggie, o los sensores de Griffin-, el apoyo nos proporcionará un escudo temporal para minimizar nuestros daños y el asalto, como no, será el peso pesado del grupo y el que más daño tendrá que hacer a la bestia, gracias a sus diferentes armas –como el lanzallamas de Hyde que actúa en perfecta sinergia con el rifle de Lazarus-. Además, hay que confesar que si algo ha conseguido Evolve, es que ser médico o cualquiera de las clases de apoyo sea divertido e increíblemente importante a la hora de llevar a éxito nuestra misión.

2K_Evolve_abePor otra parte, tenemos las tres bestias: Goliat, Kraken y Espectro. Cada una de ellas también se dispone a un estilo de juego distinto y a una dificultad en escala. El Goliat es el monstruo más resistente pero que, a su vez, tiene más debilidades debido a sus ataques, que le dejan indefenso durante segundos, como a la hora de lanzar las rocas. Además, su mayor tamaño hace que sea más fácil su detección. El Kraken y el Espectro son, por otra parte, mucho más difíciles de detectar gracias a su tamaño y a sus habilidades. No es que sean exageradamente más pequeños que el primero, pero sí permiten una mayor movilidad y “picaresca” a la hora de esconderse. Sus habilidades son mucho más dinámicas e incluso en el caso del Espectro nos permiten volvernos invisibles o crear clones. Su mayor punto en contra: su resistencia no es tan elevada.

A pesar de que Evolve es un shooter –en primera persona en el caso de los soldados y en tercera al manejar al monstruo- el título requiere que los jugadores usen su instinto y su picaresca. A la hora de cazar al monstruo, tendremos que seguir las huellas que haya dejado o el rastro de cadáveres de las criaturas de las que se ha alimentado. Además, la fauna voladora nos indicará por donde ha pasado, para poder saber hacia dónde se dirige o donde ha estado. Por otra parte, la picaresca a la hora de jugar con el monstruo es fundamental. Tendremos que movernos en sigilo, evitando dejar un rastro que pueda ser seguido por nuestros cazadores. Pero también tendremos que preocuparnos por alimentarnos para evolucionar y hacernos más fuertes para poder acabar con ellos.

El mundo de Evolve está increíblemente detallado. Los escenarios son variados y cada uno de ellos presentará una desventaja para los soldados o para los monstruos. La vegetación puede ocultar fauna o flora salvaje que nos ataque descontroladamente mientras que otros escenarios pueden tener una estructura más adecuada para que el monstruo pueda moverse de forma más ágil y otros pueden hacer que los soldados tengan un mayor campo de visión. Por si esto fuera poco, el clima también jugará en nuestra contra, con momentos donde la nieve no dejará que veamos a más de dos palmos, por ejemplo. La variedad de los escenarios ayuda a que cada partida pueda ser diferente, aunque cierto es que en una tarde puedes ver perfectamente todos los escenarios de los que el juego dispone en este momento.

Evolve-config

Por otra parte tenemos el sonido. Sinceramente, no recuerdo mucho la música más allá de la del menú, pero no se puede negar que el sonido ambiental es sencillamente brutal. Los ruidos que provocan los distintos animales, el notable doblaje al castellano que nos permitirá entender los distintos chascarrillos de los personajes o las frases predefinidas con las que intentan encontrar al monstruo. Evolve requiere de nuestros sentidos de la vista y el oído para encontrar a nuestra presa –ya sea humana o alienígena-. Ver el rincón más alejado del mapa intentando atisbar una mínima parte de aquello que huye de nosotros o afinar nuestro oído  para escuchar esa respiración agitada de la bestia que ha conseguido alimentarse o está intentando evolucionar.

Obviamente, no sólo no tenemos un modo escaramuza en el que tenemos que luchar 4 contra 1, también disponemos un modo campaña –llamado Evacuación- en el que la historia se divide en 5 días y el resultado de cada una de las misiones tendrá un impacto directo en su continuación, por lo que cada una de estas evacuaciones serán únicas. Es aquí donde veremos el mayor número posible de diferentes modos que tiene el juego, en el que destaca el clásico modo Defensa donde el monstruo comienza en la última fase de la evolución y los soldados deben defender un relé de potencia o el modo incubación, en el que los soldados deben destruir unos huevos mientras que la bestia puede incubarlos y crear una copia de ellos que les ayuden en el combate.

El problema de este modo es que, a pesar de ser una campaña, dura a lo sumo 30 minutos. Pero su corta duración no merma la diversión del título, su mayor baza.

Evolve-Hero2

Está claro que Evolve es un juego que puede no gustar a todo el mundo. Muchos de los que jueguen en solitario se aburrirán rápidamente pero, sin embargo, aquellos que jueguen con amigos se divertirán una barbaridad. Está claro que su política de contenido descargable desde el primer día no es la mejor –teniendo que gastar un total de 130 € para conseguirlos todos- pero también hay que decir que la gran mayoría de ellos son trajes o habilidades que podemos conseguir jugando, aunque el pase de temporada si nos permitirá el acceso a un futuro cuarto monstruo. Si tenéis un grupo de cazadores dispuestos a jugar e ir mejorando con cada partida, éste es vuestro juego. Además, no todos los juegos pueden decir con orgullo que la derrota no desanima ni parece injusta, sino que te anima a seguir jugando y planificar nuevas estrategias para ganar. Y es que ya seas cazador o presa, la diversión está casi asegurada con Evolve.

EVOLVE: Hunter’s Quest

Evolve-Hunters-QuestCasi simultáneamente al lanzamiento de Evolve en consolas y PC, llegó a nuestros móviles de la mano de Cat Daddy Games una entretenida aplicación que bebe, casi directamente, de las fuentes de Puzzle Quest. Está claro que el éxito de los juegos de “conecta 3 bolitas” es algo evidente en los móviles, y este Hunter’s Quest sigue los pasos. Pero en vez de luchar contra fases endiabladas en los que la suerte es el único factor que cuenta, aquí tendremos a nuestra mano a los cuatro miembros del escuadrón, cada uno con sus armas y habilidades y su tipo de gema en el tablero.

Al juntar 3, activaremos una habilidad –en el caso del médico curará al personaje que tenga menos vida en ese momento- o en la mayoría de casos atacarán, mientras que al juntar 4 o más activarán su poder especial –escudo en el caso del apoyo o la invisibilidad en la del trampero. Aparte, podremos activar sus poderes, como el bombardeo orbital o la curación en grupo.

Recorreremos los mismos mapas que en el juego principal acabando con las mismas bestias y enfrentándonos, como no, a Goliat, Kraken y Espectro. Sinceramente, Evolve: Hunter’s Quest es una aplicación entretenida, que no pide constantes micropagos para poder avanzar y también podremos utilizar los puntos de maestría que hayamos conseguido para mejorar a nuestros personajes de Evolve. Un gran añadido.

Artículo relacionado