Assassin’s Creed Unity

[dropcap size=big]E[/dropcap]l sector de los videojuegos es equiparable al del séptimo arte en lo que a evolución de la tecnología se refiere. El cine comenzó con los cortometrajes de los hermanos Lumière, en blanco y negro, reproduciendo fotograma a fotograma bajo una velocidad pasmosa y sin poder compartir ningún tipo de conversación sonora entre sus protagonistas. Los videojuegos comenzaron su andadura casi un siglo después con mecanismos analógicos, algunos leds y computadoras que requerían el espacio de un armario empotrado. A estas alturas de la película – y nunca mejor dicho – los grandes largometrajes cuentan con grandes presupuestos y efectos especiales que logran resultados espectaculares que suelen unir en ocasiones a crítica y público. Algo parecido trasladado al mundo de los videojuegos nos encontramos con Assassin´s Creed Unity. ¿Estará a la altura de los tiempos que corren? Pasen y lean, joueurs.

Luces y sombras para el estreno

Cada salida de un nuevo título de la saga conlleva mucho más que un simple lanzamiento. Siete años han pasado desde la salida del primer título de la saga Assassin´s Creed. Un periodo en el cual hemos tenido a nuestro alcance 6 juegos principales y otros 6 complementarios, suficientes como para formar una opinión propia en la mayoría de los jugadores de este planeta.

No les falta razón a aquellos que critican la monotonía en todos los juegos de la saga, la sensación de repetición en las misiones, la falta de evolución o coherencia en su argumento. Por otro lado los errores gráficos, tales como el popping o los bugs que todos los jugadores clásicos de la saga damos por hecho que tendrá.Por ejemplo el vídeo que os dejamos a continuación, capturado directamente del título lanzado el año pasado. Una escena digna de salir de Los diez mandamientos (Cecile B. De Mille, 1956), más que de un videojuego.

En Games Tribune publicamos una noticia que se hacía eco de los errores que habían experimentado los usuarios estadounidenses, los primeros en poder hacer uso y disfrute de Assassin´s Creed Unity. Desde el primer momento quedó claro que la revolución empezaría más que en las pantallas de las consolas o PC, en los medios y redes sociales, debido a la cantidad de contenido defectuoso que empezaron a compartir usuarios de todas las plataformas. El nuevo título de la saga se ha estado quemando en la hoguera, pero ¿hasta qué punto es cierto? ¿en qué afecta a la acción y desarrollo de la historia? ¿merecerá la pena comprarlo? Dejémonos de preguntas y vayamos directamente a las respuestas.

El mayor espectáculo visual de la saga

Lo primero que nos encontraremos nada más comenzar el juego es un decorado digno de Oscar. Toda la acción se desarrolla en un París en plena Revolución Francesa que experimenta la rabia producida por el malestar de una población que desea darle un vuelco a su panorama político y social. Conversaciones a pie de calle de los habitantes o manifestaciones multitudinarias hacen constante acto de presencia, trasladándonos así a ese clima de conflicto, que incluso se representa con batallas sanguinarias esporádicas entre los manifestantes y la guardia.

assassin__039_s_creed_unity-2654647

Sin embargo, lo más loable del atrezzo es la delicadeza y fidelidad con la que se han representado los monumentos y sus interiores. Ubisoft no ha escatimado en recursos para emular todos los elementos que nutren las estancias, tanto de los palacios como de las iglesias. Es una maravilla poder dar un paseo por Versalles, la Bastilla, el Louvre o colarte en Notre Dame, beneficiándote de tal nivel de realismo que nos permite realizar turismo desde nuestra propia casa. La sensación que nos produce es similar a la que vivimos con la representación de Roma o Florencia, no obstante ahora ganamos en detalle y profundidad, con lo cual la experiencia en este campo es todavía más satisfactoria.

Mención especial merece la iluminación dinámica. Posiblemente estemos ante una de los mejores efectos vistos hasta ahora en un videojuego. La luz parece real al posarse sobre personajes o al pasar a través de ventanas o las calles de la “ville française”. Fuego, crepúsculos y amaneceres también son un espectáculo. Otro aspecto que merecería la nominación a mejores efectos especiales de este año.

http---wall.anonforge.com-wp-content-uploads-Game-AC-Unity-c-assassins-creed-unity-game-art-high-resolution-4096x2304

Al mismo nivel está la captura de los personales principales de la trama, que es asombrosa. En ciertos momentos de las muchas cinemáticas que nos ofrece Assassins Creed Unity, la fotorrealidad nos empuja hacia la cinematografía a la que hacía referencia Ubisoft, cuando hablaba de la tasa de 30 imágenes por segundo del juego, llegando a dar sensación de estar viendo a los actores reales que encarnan a Arno y compañía. Siendo fiel a la saga, disfrutaremos de la presencia de múltiples personajes históricos, y de alguna que otra sorpresa.

La espectacularidad de estos aspectos le resta importancia a la falta de novedad argumental, que aunque se evidencia un esfuerzo por parte de Ubisoft de darle frescura con alguna pincelada nueva, no llega a sorprender, esclava del sistema anual impuesto a su saga más fructífera. Es lo que tiene querer dilatar a la serie, que al final tienes el problema de que los seguidores se pierdan o queden a disgusto, como pasó en tantas series de televisión que han primado el beneficio sobre la calidad del argumento.

Pero no queda aquí el espectáculo parisino…

assassin_s_creed_unity__reyes_muertos-2621509Y es que los habitantes de la capital francesa han tenido un papel importante en este Assassin´s Creed Unity. Los habitantes tienen su caracterización única, diferenciándose por su nivel adquisitivo y su lugar de residencia. Paris está dividido en 7 distritos, desde el más selecto hasta el más andrajoso, cada uno con sus características vestiduras, música y arquitectura. Ubisoft ha introducido 10000 almas en la capital francesa, así que os podéis hacer a la idea del movimiento que esto supone. En ocasiones nos costará pasear por las calles, al igual que pasa por Callao en Madrid o Las Ramblas en Barcelona debido a la masa ingente de personas con las que nos cruzaremos. También es remarcable la variedad de labores que tienen estos extras. Desde mercados a entierros, misas, pisadores de uva u hospitales improvisados a pie de calle para sanar a los caídos en la revolución.

Por contra, sus caras no tienen el nivel de detalle ni la variedad que se espera de un título de este calibre. Igual sucede con vestiduras, movimientos e inteligencia artificial. Muchas veces son los culpables de distraerte cuando estás inmerso en la acción, debido a lo difuso de su comportamiento, incluso pudiendo pensar que la locura ha invadido al pueblo parisino, o que en cualquier momento pasamos de jugar un Assassin´s Creed a movernos entre zombies como en The Walking Dead (Tellate Games, 2012-2014). Esto supone que aun teniendo 10000 habitantes no se llega a sentir la vida que desprenden las ciudades de otros juegos de la saga que no tienen ni la mitad de ciudadanos. Como rezaba un anuncio de un conocido fabricante de neumáticos: “la potencia sin control no sirve de nada”.

Luces y sombras en la ciudad del amor

Y la falta de definición de este juego produce que posiblemente no se encuentre entre las mejores obras del año.  He jugado a este título en versión digital y física de Playstation 4. Incluso esta última la he probado con el parche de lanzamiento y sin él. Aclarar que la versión de PC se ve potenciada gracias a la colaboración de Ubisoft con Nvidia, ya que se aprecia una mejor calidad en las sombras dinámicas, mejor relieve en las texturas gracias a la tecnología de teselado, o una oclusión ambiental más realista que mejora aún más si cabe la capital francesa, aunque en las tres plataformas la experiencia no difiere en exceso.

83458.alfabetajuega-assassins-creed-unity-1-071014

Puedo decir que sin el parche, Arno hace parkour a trompicones y que con él su estabilidad gana puntos, igual que el conjunto.  Nos encontraremos con los ya inherentes típicos fallos de la saga – también calificados como idiosincracias -: los glitches, y a éstos les uniremos un popping en las texturas de los habitantes que incluso les hará aparecer delante nuestro sin explicación racional y como si de fantasmas se tratara. Esta lentitud en la carga de los extras se acentúa cuanta más plebe haya en escena. Si te quedas quieto en cualquier punto de la ciudad y los analizas, se irán transformando debido a la demora en las cargas de las texturas, pero nadie quiere ver Transformers jugando a este título, sino más bien esperamos ver a los extras del musical Los miserables (Tom Hooper, 2012).

acu-146-sp-councilroom_36utPor otro lado, siendo uno de los puntos más criticados, la caída de la tasa de imágenes la he vivido en más momentos de los que hubiese deseado, incluso sin razón aparente, y aunque no imposibilita jugar sí que la suma de todos los fallos resta efectividad a la diversión. Es como si comparamos la experiencia de ver una película por internet a baja calidad con verla en el cine. No es fácil olvidarte de lo que supondría un rendimiento real a 30 fps constantes, por no hablar de los 60 ya vistos en otros juegos de la nueva generación. Esto significa que en vez de dar la sensación de estar disfrutando de Avatar (James Cameron, 2009), estemos viendo en ocasiones cualquier película de primer cuarto del siglo XX, a trompicones y nada cercano a la fluidez que se nos prometía. assassins-creed-unity-2014106173329_13

Y me da rabia ya que hay razones para pensar que la saga vuelve a su mejor momento. Ya no es sólo que la aventura retorne al viejo continente desde que lo dejamos con Ezio, sino que los paralelismos entre éste y Arno son obvios. El carácter y su historia personales, incluso su físico, se asemejan. Por suerte, el tiempo y las secuelas han permitido implantar sorpresas en el argumento que nos saquen del aburrimiento y la acción lineal y así alejarnos de los dejavús relacionados con los dos primeros juegos protagonizados por el gran italiano. El protagonista hace el mejor parkour visto hasta la fecha, aunque esto no signifique que no se deban pulir algunos aspectos. De la misma manera, la lucha es más divertida que en los anteriores títulos, en parte por la necesidad de medicarte para sobrevivir. Dejamos atrás la autoregeneración y saludamos a la precaución, las huidas y el sigilo. Aire fresco para la saga y energías renovadas que dejan muy atrás navíos y tierras americanas. Debemos sumar a las novedades la amplia lista de opciones de personalización tanto de vestuario como de armas, que incluyen elementos rpg en el credo de Masyaf, la gran variedad de misiones secundarias — incluyendo sorpresas difíciles de esperar – y las misiones cooperativas, que revoluciona otro aspecto que conocíamos de entregas anteriores.

El multijugador deja de ser competitivo y pasa a basarse en la cooperación entre jugadores para conseguir el objetivo marcado de la misión de turno. Cuanta más dificultad tengan más necesaria será la ayuda de tus compañeros de batalla. Una de las mayores novedades de este título y un movimiento acertado debido a lo divertido de luchar codo a codo como si de los cuatro mosqueteros se tratase. Sin clasificaciones, sin loot por ser el mejor. Todos al mismo nivel y necesarios para conseguir lo que se nos pide. Más aventura dentro de la aventura, que nunca viene mal.

Conclusión

let-them-eat-cake-chew-on-that-while-you-watch-the-new-assassins-creed-unity-trailerAssassin’s Creed Unity es como esas películas de intriga que te tienen enganchado durante toda la visualización, preguntándote cuál será su conclusión, pero que al final  resulta tan forzado o sin sentido que te decepciona. Aquí el problema no es el desenlace, pero sí hay un hecho que
ensombrece todo lo bueno que tiene el título.

La falta de optimización producida por la forma de llevar esta saga por parte de Ubisoft es la causa que ha provocado la avalancha de críticas surgidas desde los sectores de la prensa y usuarios. Es completamente comprensible que esto suceda, pero no por ello creo que se deba dejar de disfrutar de todos los puntos positivos que tiene. Los seguidores de la saga disfrutarán con el título, y los que hayan frenado la adquisición del título debido principalmente a estos errores, lo disfrutarán cuando se haga una reducción de precio y posiblemente muchos de estos errores se hayan solucionado mediante parches. Recordadlo  cuando contempléis la Paris del siglo XVIII desde una de las ventanas de la Bastille o Versailles, disfrutando de las vistas, y preguntaos en qué lugar queda este Assassin´s Creed Unity respecto a vuestras expectativas sin haberlo jugado y en comparación con otros títulos de la saga, sin olvidar los errores mencionados. Arno carga con lo mejor y lo peor de la saga, junto a unas novedades y un contexto histórico y temporal que lo hacen diferente y atractivo. Lo más decepcionante, quizás, es que si no contara con estos errores mencionados podríamos estar hablando del mejor juego de la saga.

 Texto por Luis García

Artículo relacionado