Killer Instinct Temporada 2

Killer Instinct Temporada 2

Se cumplen 20 años de que Rare pegó el pelotazo desarrollando Killer Instinct en Arcade, y en una fecha tan señalada como ésta, ¿qué mejor que lanzar una nueva y contemporánea versión del propio?

Bien, como ya es conocido la novedosa versión ya comenzó a comercializarse a finales del año pasado de manera exclusiva en la plataforma Xbox One. Ahora es el turno de que, como si de una serie de televisión se tratase, disfrutemos de su segunda temporada.

Y es que, a pesar de ya conocer el peculiar formato de venta que nos presentaba la primera temporada, no deja de sorprenderme lo nefastamente mal que se pueden llegar a hacer la cosas, por lo menos desde el punto de vista del consumidor. Lo primero que llama la atención de ésta segunda temporada es la ausencia total de personajes: simplemente podremos elegir entre dos luchadores, TJ Combo o Maya. Y esto, tratándose de un juego de lucha, chirría un poquito. Mayor será el grado de estupor al intentar acceder al modo arcade de cualquiera de ambos y presenciar en nuestra pantalla el mensaje sobre el aviso de que por el momento no están disponibles: “vuelve cuando la temporada haya avanzado un poco” reza. Tú paga por un juego completo ahora, y dentro de un tiempo pásate otra vez por aquí a ver si ya te hemos puesto algún muñequito más, sería otra manera de describirlo. Tal vez esto es lo que no nos explicaron del early access. No quiero seguir mi crítica por estos derroteros ya que me gustaría centrar la misma en el gameplay que he podido disfrutar. Cerraré este párrafo intentando explicar, pero no justificar, que dichas ausencias de contenido pueden venir condicionadas por el cambio de empresa desarrolladora que se ha producido.

Killer Instinct Season 2El menú, rápido e intuitivo, separa nuestro camino entre si queremos jugar contra la inteligencia artificial en sus distintos modos o bien en multijugador. Entre ellos encontraremos el aconsejable y siempre bien avenido entrenamiento, en el cual contaremos con un amplio abanico de lecciones, y el combate en sí. Aquí nos encontramos con diferentes opciones, el inservible Arcade, como dije antes capado hasta nuevo aviso para los nuevos personajes, aunque si lo podremos jugar con el personaje free to play de la primera temporada. Jugar combates contra la CPU, ver como la CPU se calienta las orejas contra la misma CPU, o el que a día de hoy veo con cierto sentido, el modo Superviviencia, donde nos enfrentaremos continuamente a cualquiera de los luchadores del computo general conocido hasta la fecha.

Una vez ya en el combate disfrutaremos de la tridimensionalidad en los escenarios que viene caracterizando a la firma, siempre respetando el desarrollo en dos dimensiones. Así como el uso de la cámara para realizar pequeños movimientos de profundidad según se esté desarrollando la acción. La variedad de movimientos es amplia, empleando 3 botones bien por puñetazo o por patada, lo cual, aunque el control con el mando es posible, al igual que la mayoría de los títulos de este género y si el número de horas de dedicación al mismo lo justifican clama un stick arcade. Los combos también gozan de espectacularidad y variedad, dotando de gran ritmo los combates.

2660305-1411012664-3Las animaciones de presentación de los luchadores antes de cada combate resultan repetitivas. Un error ya que por el exceso de repetición comenzaremos a fijarnos en el escaso moldeado de los personajes o en ciertas taras gráficas que deberían quedar fuera de esta generación. Problemas que quedan fuera una vez comenzado el combate, ya que una vez saquemos la mano a pasear la fluidez de movimientos y el colorido en los escenarios, así como la cierta destructibilidad, el brillo de las partículas, efectos y animaciones eventuales de fondo, hacen de cada combate un espectáculo para los ojos. Todo esto viene suscitado por el consecuente incremento de la resolución gráfica a 900p respecto a los 720p de la anterior temporada.

Especial detalle al sonido, donde distinguiremos perfectamente cuando golpeemos por ejemplo el gélido torso de Glacius, el metálico antebrazo de Fulgor o al desatar un combo sobre el saco de huesos que es Spinal. Todo esto ayuda a sentir los combates con mucha más inmersión. La música de fondo que nos acompaña durante el juego también cumple satisfactoriamente.

Dentro del contenido adicional que da la Edición Ultra del juego, se encuentra Killer Instinct 2 Classic, concretamente la versión para Super Nintendo, el cual nos dejara disfrutar de cómo era un juego de lucha a mediados de la década de los 90. En este caso sí han tenido el detalle de darnos acceso a todo el marco de luchadores.

KI_S2_HeroEl mayor problema de este lanzamiento viene por lo que plasmé anteriormente, el cambio de desarrolladora. Double Helix Games se vio inmersa a principios del presente año, en un proceso de compra por parte de Amazon, dando Microsoft las riendas del proyecto a la ya experimentada en el terreno de juego de lucha, Iron Galaxy. Y una vez más el tener que trabajar con un calendario ajustado da unos frutos poco deseados, traducidos en un producto con un trasfondo bueno, pero con un primer contacto duro y decepcionante. Hoy en día y más que nunca cualquier retraso viene bien avenido si por mejorar su contenido se trata, y este es un caso en el que hubiese sido de agradecer no descubrir este título hasta haber dejado pasar algún mes más. Como juego de lucha cumple perfectamente: fluidez, mamporrazos por doquier, juegos de luces y sonidos impresionantes, pero está escaso de ese Punch necesario para calar en el jugador random.

Texto por David Galán

Artículo relacionado