Mario adictos, ¡preparad vuestras carteras!