Miyamoto, visionario: «Los juegos móviles lo van a petar»

Miyamoto juega a Super Mario Maker