Nintendo quiere jugar durante más tiempo usando realidad virtual