Nintendo se suma a la moda de los spin-off para sacar más rentabilidad a sus franquicias