El productor de Pokémon alimenta el hype