El proyecto Shadow of the Eternals no está muerto