Sonic Boom destroza los records en ventas

Sonic Boom destroza los records en ventas

Hoy SEGA desvela un secreto a voces; contra todo pronóstico han conseguido batir récords en ventas. Nunca vendió menos.

sonic2Inexplicable pero cierto. El último juego del erizo azul ha conseguido erigirse como nueva referencia dentro de la historia de la “saga“, y es que no se recuerdan unas ventas tan bajas en la larga vida de tan entrañable mascota.

Recientemente, la compañía nipona ha desvelado que tanto “Sonic Boom: El Cristal Roto” como “Sonic Boom: El Ascenso de Lyric” no  han conseguido llegar al medio millón de unidades vendidas, ya que actualmente ni siquiera se ha llegado a distribuir tal cantidad. Después de un agridulce Sonic: Lost World, que alcanzó las 710.000 unidades, ésta nueva entrega consigue reventar los récords del puercoespín y poner el listón aún más bajo.

A pesar de la gran repercusión del lanzamiento —acompañado de destellos de calidad y durísimos controles de calidad— el juego no ha conseguido calar entre los jugadores. Posiblemente, la polémica que acompañó a su lanzamiento y los glitches de los que hacía gala tengan mucho que ver con el resultado comercial del producto en sí.

knucklesPero no todo son malas noticias, a pesar de que ya somos pocos los que recordamos la época dorada de Sonic, algunos aún esperamos que SEGA aprenda la lección y vuelva a tomarse en serio a su mayor creación. Al fin y al cabo, la esperanza es lo último que se pierde.

Aprovechamos para dejaros con una recopilación de los mejores momentos del juego. Disfruten.

 

 

Artículo relacionado

  • Bernat

    Que pena. Crecí con los juegos de Sonic en Megadrive i Game Gear, i al genial Sonic CD que podría ser la culminación de Sonic en 2D. Aún que los juegos de Mario creo que són mejores, siempre me atrajo mucho mas Sonic como personaje que Mario.

    Que Sega le deje morir en paz. Sonic se merece que llegue el fin de su agonia, por mucho que nos pese a todos, por mucho que a veces nos acordemos del viejo Sonic y soñemos con que un dia volveremos a ver un juego a su altura.