La tasa de penetración de Pokémon GO en teléfonos es alucinante