Tatsumi Kimishima, el nuevo presidente de Nintendo, previó el fracaso de Wii U