Las tiendas europeas ya no podrán pedir más unidades de Wii U