Especial – ¿Qué juego marcó la vida de las consolas? – Super Nintendo

Especial – ¿Qué juego marcó la vida de las consolas? – Super Nintendo

[dropcap size=big]C[/dropcap]ontinuamos con nuestro especial sobre juegos y consolas. Hace un par de semanas empezamos con Nintendo 64, pero sabemos que hay otras muchas máquinas de las que hablar y de las que nuestros redactores están deseando escribir unas pocas líneas. Esta semana seguimos jugando en el terreno de Nintendo, pero viajamos un poco más atrás en el tiempo: es el turno de Super Nintendo.  ¡Esperemos que os mole esta segunda parte de nuestro macro especial porque tenemos pensados otros muchos!

 

[speech_bubble type=”std” subtype=”a” icon=”../../../uploads/2015/04/ecff154dd204c85cf978707d111e3f38-bpfull.jpg” alt=”” name=”Omar  Moreno”]

SFII

Street Fighter II – The World Warrior

Muchos de los que nos iniciamos en el mundo del videojuego lo hicimos gracias a las arcades, aquellos salones atestados de máquinas y niños que se gastaban cada moneda que tenían en jugar sus partidas mientras otros les miraban con recelo y envidia. Super Nintendo vino a cambiar nuestra forma de jugar y uno de los títulos que consagró a la consola es sin lugar a duda Street Fighter II.

El juego de Capcom dio el salto a las consolas domésticas para convertirse en un clásico atemporal, innovando dentro del género y popularizándolo al mismo tiempo. El juego nos presentaba a ocho personajes de nacionalidades distintas que recorrían el mundo enfrentándose a los mejores luchadores hasta acabar con el malvado M. Bison.

Por primera vez aparecía una luchadora, Chun-Li, con la que repartir galletas. También nos daba la posibilidad de elegir personaje, independientemente de si este era catalogado como bueno o como malo. De esta forma se dejaba a un lado el cliché del héroe, bueno, fuerte y puro de corazón que podía acabar con quien se pusiera delante. La elección del personaje importaba mucho. Lo rápido que éramos y las técnicas que podíamos usar. Un Dhalsim con sus golpes elásticos podía dominarnos y que no nos acercáramos a él.

Esto supuso crear un lore para cada luchador, consiguiendo un final distinto dependiendo de con quién nos pasáramos el juego. Todo un aspecto novedoso en el mundo de los videojuegos, dando una nueva dimensión y trasfondo a los juegos de lucha. Ya no eran únicamente personajes que se pegaban, había un motivo detrás de ello, algo que les motivaba a levantar los puños. Aunque los puños más bien se levantaban entre amigos ya que Street Fighter II nos daba la posibilidad de jugar contra un amigo, creando pequeños torneos en los salones de casa.

No sólo de combates épicos contra otros luchadores vivía Street Fighter II, también estaban las fases de bonus para aumentar nuestra puntuación  final. Fascinante sin duda ver cómo nos podíamos cargar un coche a base de puñetazos y patadas o lanzándole un shoryuken.

Pocos títulos pueden presumir de haber conseguido que tanto sus voces como su música sean recordadas hasta convertirse en un símbolo. Aquel fight que daba el pistoletazo de salida o la voz diciéndonos “you win” es algo que muchos jugadores tenemos guardado dentro de nosotros.

Street Fighter II llegaría más tarde a otras plataformas, pero fue Super Nintendo su lanzadera y el que, a su vez, le dio las primeras alegrías a la consola. ¡HADOUKEN!

 

Omar Moreno

Redactor

[/speech_bubble]

Artículo relacionado