Mitos del universo Pokémon, por los viejos tiempos

Mitos del universo Pokémon, por los viejos tiempos

[dropcap size=big]U[/dropcap]na noche, en una conversación entre amigos, nos dio por recordar viejos tiempos con los videojuegos como principal protagonista de tantas vivencias y recuerdos, lo que nos llevó a remontarnos a finales de los años 90, época en la que muchos jugadores nos vimos sumergidos en el universo Pokémon (Game Freak, 1996-2015) a través de los primeros juegos de esta saga tan querida que sigue muy pero que muy viva. Las leyendas urbanas, mitos y teorías conspiratorias siempre han estado presente en los videojuegos y, posiblemente, Pokémon sea la saga que más envuelta se ha visto en toda esta parafernalia con el paso de los años. Algunos mitos propiciados por fallos del juego, muchas teorías e incógnitas que surgieron en los jugadores y alguna que otra leyenda urbana de lo más inquietante que se atreve a cruzar la línea que separa la realidad de la ficción. Es por eso que he querido rendir un pequeño homenaje a la saga y hacerlo a través de los más populares de estos elementos que muchos recordamos aún con cierto respeto.

http://www.dltk-kids.com/pokemon/adoptions/151.gif

Mew. Posiblemente y con permiso de Pikachu, el Pokémon más popular y sujeto a todo tipo de teorías por parte de los aficionados. La presencia de Mew siempre ha sido una incógnita debido a que, casi 20 años después, aún no ha sido posible capturarle mediante el método tradicional en ninguna de las múltiples entregas de la saga. Una de las leyendas urbanas más populares de la historia de la saga nos lleva a los primeros títulos de la misma, las ediciones Pokémon Azul y Pokémon Rojo (originalmente Pokémon Verde y Pokémon Rojo en Japón), ¿quién no recuerda el famoso camión del Team Rocket junto al S.S. Anne?, según muchos jugadores, Mew se escondía allí mismo, pero nadie lo encontró nunca. Sobre la naturaleza del enigmático Pokémon #151, siempre se ha relacionado con Ditto. Ambas criaturas pesan lo mismo, son del mismo color incluso en sus versiones Shiny, en las que presenten un tono azul claro y comparten algo que no dejó indiferente a nadie: son los únicos Pokémon que poseen la habilidad de clonarse, lo que nos lleva a pensar que si Mew es capaz de hacerlo porque comparte ADN con todos los demás Pokémon, ¿cómo se explica que Ditto también sea capaz de hacerlo?, ¿qué tienen en común Mew y Ditto?, ¿hemos tenido a Mew más cerca de lo que nunca hubiésemos imaginado?

http://i.imgur.com/VxdKYdU.jpg

Gengar y Clefable. Ambas criaturas presentan una silueta prácticamente idéntica si nos fijamos en sus cuerpos circulares, cortas extremidades y similitud entre las espinas dorsales de Gengar y las alas que posee Clefable. El primero pertenece al tipo fantasma mientras que el segundo al tipo normal. Recordemos que ambos tipos son inmunes entre sí debido a que no pueden tocarse, del mismo modo que nosotros no podemos tocar a nuestra sombra, ¿es Gengar la sombra de Clefable?, ¿una especie de alter ego?, resulta curioso si tenemos en cuenta que uno presenta un carácter de lo más amigable y otro, de lo más amenazador.

http://i.imgur.com/pyzeSwb.png

Islas Fallo. Más que un mito, la existencia de Islas Fallo es una realidad, como su propio nombre indica, no es más que un fallo del juego. Todo un clásico de las primeras ediciones de la saga. Se trata de un error de programación mediante el que podíamos acceder a un lugar oculto y cuyo acceso podía poner en peligro los datos de nuestra partida. Pese al riesgo, los jugadores más curiosos e intrépidos no dudaron en emprender su viaje hacia Islas Fallo en busca de Dios sabe qué. La leyenda dice que este lugar está directamente relacionado con Mew (¡está en todas esta criatura!) debido a que el aspecto que presenta es fruto del gran poder de este popular y misterioso Pokémon. Sin embargo, Islas Fallo no es más que un punto muerto en el código del juego, un lugar en el que se reúnen datos descartados y donde se aglomeran elementos utilizados en el resto del juego, por lo que presenta un aspecto que se puede interpretar como un lugar oculto al que podemos acceder. De hecho, podemos hacerlo, ateniéndonos a los terribles resultados que puede sufrir nuestra partida, y es que si guardamos la misma estando en Islas Fallo, las posibilidades de perder nuestro progreso para siempre son muy altas.

La melodía de Pueblo Lavanda. Personalmente, una de las leyendas que más interés me ha despertado siempre, nada recomendable para el público objetivo que siempre ha tenido esta saga. Todo jugador que haya disfrutado de las primeras ediciones de la saga recordará la perturbadora melodía que suena cuando visitamos Pueblo Lavanda y que, lamentablemente, carga con una leyenda urbana aterradora a sus espaldas. Un estudio en Japón determinó que esta melodía podía ser el causante de diversos trastornos como insomnio e incluso depresión en los jugadores más pequeños por culpa de sus picos de intensidad y sonidos estridentes que se tornaban en un martirio para los oídos. Curiosamente, en las ediciones que llegaron a nuestro país un año más tarde, la melodía fue ligeramente modificada, aunque no por ello ha dejado de ser fruto de todo tipo de hipótesis por por parte de los jugadores. El problema llega cuando, unos meses más adelante, surge la leyenda urbana que nos dice que todo esto fue mucho más lejos, hasta el punto de sembrar el pánico el día en que algún iluminado tuvo la idea de relacionar directamente esta melodía con más de un centenar de suicidios de menores en el país del Sol naciente. Por suerte y como resulta evidente, se trata de una teoría completamente falsa, aparte de poseer un gusto más que cuestionable.

http://i1.kym-cdn.com/entries/icons/original/000/002/331/Gary1.jpg

La muerte de los Pokémon. Como todos sabréis, los entrenadores Pokémon entrenan a sus criaturas con la intención de hacerlas luchar frente a las de otros entrenadores. La derrota en un combate Pokémon se sucede cuando estos quedan debilitados y vuelven a sus Pokéball para ser revitalizados para luego volver al campo de batalla. El término “muerte” nunca ha sido utilizado en el universo Pokémon pero, sin embargo, otra popular e inquietante leyenda urbana nos lleva a lo que podría significar la primera y única muerte de la que tenemos constancia en el universo Pokémon. Se trata del Raticate que poseía Gary, nuestro eterno rival en las primeras ediciones de la saga. Gary capturó un Rattata en el comienzo de nuestra aventura y lo utilizó en combate contra nosotros. Posteriormente y, como muchos recordaréis, ese Rattata evolucionó a Raticate al llegar al nivel 20 y, como no podía ser de otra forma, también nos enfrentamos a él. Hasta aquí todo normal, pero un poco más adelante llegamos a un punto desalentador y que no dejó indiferente a nadie: Ciudad Carmín. Aquí volvemos a cruzarnos contra nuestro rival pero, en esta ocasión, Gary muestra su lado más apático cuando nos habla sobre la muerte de los Pokémon. “¿Sabes lo que se siente al perder a un Pokémon?”, nos dice unos segundos antes de librar un nuevo combate… en el que no había rastro de Raticate. ¿Qué le pasó?, ¿por qué su ausencia coincide con un Gary sumido en la tristeza que nos pregunta si sabemos lo que se siente al perder a un Pokémon?

http://i.imgur.com/I8L3FCx.jpg

La evolución equivocada. Una de las historias más interesantes sostenida por los diversos detalles que podemos explorar a través de nuestros ojos. Se trata del círculo que integran los Pokémon Venonat, Venomoth, Caterpie, Metapod y Butterfree. Fijaos en la anatomía de estas criaturas y enseguida comprobaréis que algo no cuadra. Las extremidades, ojos y antenas de Venonat se muestran de forma prácticamente idéntica en Venomoth mientras que los cuernos, ojos y torso de Caterpie hacen lo propio con Venomoth. Siempre quedará el beneficio de la duda porque la ciencia puede ser muy caprichosa pero, sin lugar a dudas y por una cuestión de naturaleza, muchos pensamos que la evolución natural de Venonat es Butterfree, mientras que Venomoth parece ser fruto del desarrollo natural de Caterpie. Y vosotros, ¿qué pensáis?

http://i.imgur.com/IYQcpMC.jpg

Missingno. Posiblemente muchos recordéis este nombre. No se trata de un Pokémon registrado en la Pokédex, por lo que podríamos decir que no existe como tal. Sin embargo, el boca a boca de los jugadores tiene una fuerza implacable, especialmente cuando se trata de mitos y otros misterios sin resolver. Al igual que Islas Fallo, Missingno no es más que glitch del juego, ¡pero qué glitch! Esta criatura – si podemos llamarla así – es la representación visual de un error de datos del código del juego. Lo curioso es que si llegamos a encontrarnos con él se nos presenta de la misma forma que cualquier otro Pokémon a través del clásico “¡un Missingno salvaje apareció!”, lo que hace preguntarnos si hay algo más allá de un simple glitch. Para más inri, si analizamos su nombre podríamos llegar a la conclusión de que se trata de un eslabón perdido de esta forma de vida si tenemos en cuenta que la traducción de “missing” es “perdido” y “no” puede interpretarse como la abreviatura de “número”, ¿número perdido?, no lo sé, pero no me miréis tan raro porque esta teoría la alimentan cada día millones de jugadores. Siguiendo con la peculiaridad que presenta este ser, resulta que no puede ascender de nivel o aprender habilidades por naturaleza propia pero los jugadores se atrevieron a jugar a ser Dios y probaron a darle un Caramelo Raro, con unos resultados que dejaron en estado de shock a todos: evolucionó en Kangaskhan. Realmente interesante, muchos nos preguntamos por qué Kangaskhan y no otro, pese a que algunos aseguran que también puede evolucionar a Clefairy.

Siguiendo con Missingno también nos encontramos con un hecho de lo más interesante si tenemos en cuenta las virtudes que puede suponer la captura de este misterioso ser de naturaleza desconocida, y es que si logramos que se integre a nuestras filas, el objeto que ocupe la sexta posición en nuestra mochila podría multiplicarse por 127, ¿imagináis las diabluras que podríamos hacer si ese objeto resulta ser la codiciada Master Ball?, ¡podríamos capturar toneladas de Magikarp! Para terminar con Missingno, cabe destacar que muchos jugadores aseguran que también puede hacer acto de presencia en las previamente citadas Islas Fallo, aunque no existen pruebas que lo demuestre.

Lo que más me apena de este artículo es que podríamos recordar muchas más historias y teorías que merodean sin descanso a lo largo y ancho del universo Pokémon, pero he decidido limitarme a las más populares y que más han dado que hablar con el paso de los años. Personalmente, me apasiona lo que la comunidad de jugadores es capaz de hacer y no puedo hacer otra cosa más que admirar a todas y cada una de las personas que buscan y rebuscan más allá de lo que es reconocido de forma oficial, adentrándose en lo desconocido y no desisten en su viaje. Porque, como en cualquier ámbito, puede que en los videojuegos también queden muchas cosas sin explicar, porque como diría el aclamado periodista licenciado en Ciencias de la Información, Iker Jímenez Elizari, La fantasía de hoy puede ser la ciencia del mañana. ¿Por qué no en el videojuego?

Artículo relacionado