Opinión post E3: ¿Qué tal lo ha hecho Nintendo?