Pier Solar and the Great Architects

Pier Solar and the Great Architects

Pier Solar and the Great Architects es una necesaria bofetada de nostalgia que, a pesar de no llegar a la cumbre de los juegos de rol de Mega Drive, todos los aficionados al rol oriental deberían probar.

A día de hoy puede parecer extraño decir que un juego sea lanzado para Mega Drive, pero nada más lejos de la realidad. Muchos estudios independientes se niegan a dejar morir aquellas consolas que tanto nos han hecho disfrutar y se siguen lanzando títulos para, por ejemplo, Dreamcast en forma de shoot’em-up de scroll vertical como el reciente Neo XYX. En 2010, el estudio Watermelon lanzó para Mega Drive su último juego de rol llamado Pier Solar and the Great Architects, y ahora, 4 años después, han retocado su obra para llevarla a las últimas consolas y plataformas. Hemos podido jugar a la versión de Steam y os contamos qué nos ha parecido.

Pier-Solar-00Pier Solar and the Great Architects nos cuenta la historia de tres amigos de la infancia, Hoston, Alina y Edessot, que deciden buscar una extraña hierba con propiedades curativas para intentar poner fin a la rara enfermedad del padre del primero. Sin embargo, este pequeño viaje que parecía tener un temprano fin se convierte en una larga aventura en el que tendrán que poner a prueba su amistad y poner punto y final a un largo misterio y a las malvadas fuerzas que pretenden cambiar el mundo para su propio bien. Tras estas líneas podemos comprobar que la historia del juego de Watermelon no pretende cambiar las bases ya establecidas, pero sin embargo, nos encontramos con un juego bastante maduro –aunque en ocasiones, no lo parezca a la hora de jugarlo- que no tiene ningún reparo en hacer lo que quiera con sus personajes, algo que, sinceramente, hace demasiado que no se ve en un juego de este género.

Cada uno de los personajes toma el arquetipo de héroe y heroína sin problemas, incluso tenemos el del clásico amigo pesado y algo tonto en el caso de Edessot. A pesar de no ser unos personajes excesivamente carismáticos, se les coge un cierto apego que hace que nos quedemos enganchados al juego para saber cuál será la próxima vivencia del grupo de amigos. Además, esta versión incluye nuevos finales y promete atar aquellos vacíos argumentales que nos dejó el original.

Pier-Sola-01A la hora de jugar, Pier Solar and the Great Architects es, para lo bueno y lo malo, un JRPG totalmente clásico. Nos movemos por escenarios en vista cenital, desde pueblos a distintas mazmorras, divididas por un mapa no interactivo, en el que tendremos que elegir con un cursor en forma de personaje cuál será el sitio que queramos visitar. En los distintos pueblos y puestos de descanso que encontremos podremos hablar con los aldeanos, que si bien en muchas ocasiones sus diálogos son simplemente de relleno, otros nos pueden dar pistas y consejos sobre los próximos enemigos contra los que tendremos que luchar. También podremos comprar mejor equipamiento para nuestros personajes y diferentes objetos, como pociones. En las mazmorras, tendremos que avanzar, normalmente de un punto A a un punto B, resolviendo puzles mientras disputamos combates aleatorios. En antiguos juegos de rol, normalmente resolver un puzle suponía conseguir un objeto que nos diese una ventaja importante, pero en Pier Solar en muchas ocasiones nuestro esfuerzo se ve escasamente recompensado, como el hacer casi un “pixel hunting” para encontrar una plataforma movible que nos lleve a otra para conseguir una mísera bomba. Otra de las novedades que tenemos en esta versión de Pier Solar son las relaciones con el robot de Edessot, que fue eliminado del juego original. Este robot nos permitirá activar un mini-mapa, un radar que hará que brille cada vez que estemos cerca de un cofre del tesoro y la siempre agradecida opción de volver al principio de una mazmorra cuando hayamos terminado con ella o cuando nos encontremos en peligro. Los controles se adaptan bien al teclado, pero cada vez que pasaba un determinado tiempo pensaba que ojalá pudiese jugar a esto en una portátil o con un mando. Tanto una opción como otra se verán resueltas, ya que Pier Solar acepta cualquier controlador para poder tener una mejor experiencia.

Pier-Solar-02El punto más importante y donde más esfuerzo se ha realizado es en los numerosos combates que disputaremos. El campo de batalla se “divide” en dos, el lado donde se encuentran los enemigos y donde estarán nuestros personajes en vista horizontal, muy parecido a lo que vimos en los combates de la saga Lunar (Game Arts, 1992-2012). Los enemigos se pueden situar en dos diferentes niveles, tierra y aire. Mientras estén en tierra podrán ser atacados por todos nuestros personajes, pero si están en el aire sólo serán dañados por habilidades o por aquellos miembros del equipo que tengan armas a distancia. Esto le añade un punto táctico y nos obliga a estar pendientes, ya que si hacemos como en casi todo juego de rol y aporreamos el botón de aceptar, haremos que los personajes fallen sus ataques mientras recibiremos todo el daño de los adversarios. Hoston y compañía disponen de habilidades que gastarán puntos de magia y que nos permitirán atacar o curarnos. También tienen a su disposición ataques mucho más poderosos que nos obligarán primero a concentrarnos, dándonos la posibilidad de, aparte de usar estas habilidades más fuertes, causar un mayor daño a nuestros contrincantes, algo que en muchas ocasiones será indispensable para poder derrotar a los enemigos más difíciles.

Estos combates sin embargo, resultan en una experiencia que normalmente suele acabar en nuestra derrota de una forma bastante humillante –el primer jefe acabó con mis personajes en tres golpes-, haciéndonos sentir obligados a hacer powerlevel, causa y a la vez solución de todos los problemas del JRPG. Por si fuera poco, los menús en ocasiones resultan verdaderamente molestos, en especial a la hora de comprar y equipar nuevos objetos, aparte de que la descripción de algunos objetos sea, cuanto menos, opaca. Desconozco si está hecho con el propósito de que el jugador no tenga miedo a experimentar, pero por suerte, los objetos más importantes sí tienen una descripción clara.

Pier-Solar-03El campo sonoro compuesto por Zable Fahr y Tiido Priimägi, junto la ayuda del director Tulio Adriano Gonçalves, cierra un apartado casi sobresaliente que comienza con el tema que suena en la pantalla de título, reminiscente a los juegos de rol de antaño. Desde el principio, podemos elegir si queremos escuchar la banda sonora original que acompañó al lanzamiento en Mega Drive o a una versión remasterizada para esta versión. Quizá tendría que tomar partido por una de las dos opciones en cuanto a banda sonora, pero la verdad es que me encuentro dividido entre la parte que prefiere la calidad musical de la versión nueva y mi nostalgia que adora la original. Sea como sea, lo importante es tener la posibilidad de escuchar las dos versiones y elegir por vosotros mismos. O quedaos con las dos, ya que las composiciones son igual de geniales. Los efectos sonoros cumplen sin más su cometido, especialmente a la hora de combatir: cortes, golpes contundentes, explosiones, los efectos de los hechizos… Todos ellos tienen ese aire 16-bit que rodea al juego y que lo hacen especial. Si nos ponemos picajosos, quizá hubiera sido un enorme punto a su favor el haber incluido voces a los personajes, aunque fuese para las escenas más importantes, pero tal como está su apartado sonoro es perfecto.

Gráficamente, tenemos las mismas –e incluso más- posibilidades que en sonido. Podremos elegir entre tres temas visuales, uno de ellos el 16-bit, siendo fiel al original que salió para Mega Drive, o los dos temas HD y HD+, en el que veremos los escenarios mejorados y en el último también disfrutaremos de unos personajes ligeramente más detallados. Sea como sea, el aspecto visual de Pier Solar, teniendo siempre en mente que es un juego que salió físicamente en Mega Drive, es espectacular. El tema original llevó las capacidades de la consola de SEGA a sus límites, mostrándonos fondos animados, npcs que se mueven a sus anchas y unas animaciones, tanto para personajes como enemigos, nada envidiables. Sí que es verdad que podemos comprarlos a los enormes sprites que pudimos disfrutar en Phantasy Star IV, pero en la mayor parte de los combates, se mantenían estáticos, moviéndose únicamente en el momento de realizar la acción. Sin embargo, tanto al tema HD como al HD+ se le podría haber exigido un poco más. Tenemos unos escenarios y unos personajes mucho más vivos y detallados, pero no podemos evitar pensar que esto es algo que podemos encontrar en cualquier juego independiente.

Pier-Solar-04

Pier Solar and the Great Architects es una necesaria bofetada en forma de nostalgia que nos lleva a tiempos donde los juegos de rol orientales se hacían con mimo, pero que, sin embargo, no llega al techo al que llegaron otros títulos del género en Mega Drive. Se agradece que, 4 años después del lanzamiento para la consola de SEGA, Watermelon se decidiese a traernos su obra a plataformas más actuales y, aparte de Steam, podemos encontrarlo en Playstation Store –Playstation 3 y Playstation 4 de momento, pero saldrá más adelante en Vita-, el bazar de Xbox –Xbox 360 ya lo tiene mientras que Xbox One sigue a la espera-, y para Wii U, que utiliza su “gadgetomando” para algunas funciones como, por ejemplo, las del robot de Edessot. Sea en la plataforma que sea, no tenéis excusa para disfrutar de este título del que esperamos, que le sigan muchos otros del mismo o mejor nivel de calidad.

Artículo relacionado