Shovel Knight

Shovel Knight

La era de los 8 bits nos trajo verdaderas maravillas con las limitaciones correspondientes para la época. Hoy podemos disfrutar de títulos que siguen la misma esencia añadiendo además elementos modernos.

Tras el evidente boom indie de los últimos años son muchos los estudios que toman la decisión de dar a sus juegos un aspecto retro, ya sea por razones de fuerza mayor, como las económicas, o por deseo real. Aunque a veces podamos sentirnos saturados de esta tendencia en muchas ocasiones no podemos más que agradecer que esa decisión haya sido tomada. El talento en los estudios independientes es evidente y una vez más estamos ante un caso que merece ser señalado.

Shovel KnightYacht Club Games se propuso devolvernos un poco de esa época de videojuegos en 8 bits y lo logró muy satisfactoriamente con Shovel Knight. El juego lleva presente en PC desde el verano pero también ha sido lanzado hace nada en Wii U y Nintendo 3DS. Cuando se presenta ante nosotros la pantalla de inicio de Shovel Knight empezamos a sentir emociones. Sentimos que una épica aventura va a comenzar, que el reino necesita a un caballero. Necesita a uno en concreto: el que usa una pala como arma. Y ese vamos a ser nosotros.

Tras una breve narración que nos pone en situación rápidamente somos lanzados al primer nivel. Comprobaremos ante el tipo de juego que nos encontramos. Acción-aventura y plataformeo bidimensional son definiciones más que correctas. Según avanzamos con nuestro caballero acompañados por sensacionales melodías retro -presentes en todo el juego- podemos ver niveles detallados y un arte gráfico muy bien implementado. Muy atentos si vemos que ocurren cosas, a priori, inexplicables en los niveles, todo tiene su lógica y esbozaremos una sonrisa en más de una ocasión al descubrirlo. Algunos detalles que por supuesto no habrían sido posibles en consolas de 8 bits le dan al juego un extra de genialidad. Tanto la banda sonora, que invita a continuar avanzando en la aventura, como los gráficos “8 biteros” sientan como un guante al planteamiento del juego.

Una pala para dominarlos a todos

Nuestro arma principal, una pala, será también un objeto de diversos usos. Además de atacar a enemigos y servirnos de ella para alcanzar determinados lugares en los niveles también servirá para encontrar tesoros. Ya sea cavando montones de tierra o pegando con ella en una pared que a primera vista no esconde nada; la pala es nuestra gran aliada. Lo cierto es que en Shovel Knight hay muchos lugares secretos escondidos en los niveles por lo que aconsejo que no despreciemos la exploración y búsqueda de tesoros porque nos va a venir muy bien el dinero. Además de la pala tendremos otros objetos que podemos usar como armas o ayudas. Se trata de las Reliquias. Las Reliquias son unos objetos especiales que nos servirán para llegar a lugares que de otra forma no podríamos -generalmente hay suculentos tesoros esperándonos en esos lugares-, como poderosas armas o incluso para recuperar puntos de vida. No son objetos fáciles de obtener ni es imprescindible tenerlas todas pero nos van a sacar del apuro en más de una ocasión, sobre todo en los combates contra jefes.

Y es que tela marinera con algunos jefes…

Shovel KnightLa dificultad de Shovel Knight es alta. Muy propia de esos juegos de antes y muy distantes de los facilones juegos que nos encontramos hoy en día. Los fans de los retos pueden estar de enhorabuena. Error, práctica, aprendizaje de los errores y repetición son cuestiones clave a lo largo de todo el juego. La más que aceptable duración de los niveles, sus tortuosos trazados, los enemigos y minijefes estarán presentes siempre. Cierto es que una variedad mayor de estos habría sido de agradecer. Los jefes finales que nos encontramos al final de cada nivel principal tienen características totalmente propias. Son más fuertes que nosotros y tienen más recursos. Nos encontraremos casos desquiciantes y no necesariamente en orden cronológico a la aventura. Como es habitual nos tocará ser más listos y hábiles. Pero no nos confundamos: Shovel Knight no es un juego con una dificultad imposible ni mucho menos. Es un juego con una dificultad muy bien implementada y a la que no están acostumbrados el grueso de los jugadores de hoy en día. Al finalizar el juego por primera vez se podrá reiniciar la aventura en un nivel de dificultad extra, para los más exigentes.

En el mapa del juego, que se irá extendiendo a medida que avancemos, tendremos distintos lugares interesantes que visitar. Dos sitios importantes son la Villa y la Armería. En el primer lugar tendremos muchos NPC con los que poder hablar y que nos pueden aportar información útil. Además de algunos secretos que esconde tendremos que venir en varias ocasiones si queremos equiparnos bien en cuestiones de salud para los niveles más avanzados. En la Armería tenemos la posibilidad, a cambio de un “módico” precio, de conseguir nuevas armaduras y palas para Shovel Knight. Estas equipaciones no son necesariamente mejores unas que otras. Ya sabéis: te doy de aquí a cambio de quitarte de allá.

Argumentalmente nada nuevo

La historia de Shovel Knight no es nada que no se haya visto ya. Tenemos a un valeroso caballero con la misión de liberar un reino de sus terribles atormentadores mientras de paso sueña con salvar a su dama. Ojo, no estamos hablando de una dama indefensa y desvalida, precisamente. Aun no siendo una genialidad argumental nos encontraremos con algunos detalles que pueden conmover al más duro, sobre todo llegando al desenlace. Cierto detalle cercano al final que prefiero que cada uno descubra individualmente dejará entrever cuan nobles somos. Sí, nosotros, no Shovel Knight.

Shovel KnightEl principal punto en el que el juego deja un poco que desear es en su duración. La trama principal nos durará -en función de lo desarrollado que tengamos los muñones- de 8 a 10 horas. Sentimos un poco de decepción cuando vemos que el mapa del juego no se expande más. Tendremos un puñado de misiones secundarias y secretos que pueden darnos unas cuantas horas más de juego. La presencia de logros y ciertos objetos que podemos coleccionar será un aliciente extra para los que disfrutan completando los juegos en su totalidad absoluta.

Conclusión

Shovel KnightEn una industria en la que predominan juegos facilones con el objetivo de arañar mayor público, títulos como este son una auténtica joyita. Shovel Knight coge lo mejor de antes y buenos recursos de ahora para lograr un juego que, aun con carencias, nos hará sentir que tiene un precio muy asequible para todo lo positivo que aporta al jugador. Diversión directa desde el primero momento hasta el último. Si podemos comparar Shovel Knight con una saga de renombre esa es sin duda Megaman. Espero que una hipotética segunda parte pula los fallos de la primera y volvamos a saber del implacable Shovel Knight… y Shield Knight.

Texto por David Nieto

 

 

Artículo relacionado

Análisis de Punch Club

Análisis de Punch Club

Mientras se lee este análisis, recomiendo encarecidamente buscar y escuchar «Eye of the Tiger»; es…