Los planes para la secuela de Sleeping Dogs eran muy ambiciosos

Los planes para la secuela de Sleeping Dogs eran muy ambiciosos

Sleeping Dogs 2 tenía un planteamiento realmente ambicioso

El juego nunca llegó a entrar en producción

Sleeping Dogs fue uno de los títulos más sorprendentes de la pasada generación de consolas. United Front Games nos brindó una historia de policías encubiertos en plena pelea entre Triadas, con sus toques de mundo abierto y combate al estilo Batman Arkham. Recientemente ha vuelto a la primera linea de actualidad al revelarse que participará en el servicio Games with Gold de diciembre. Xbox One ha recibido un buen juego para despedirse del año.

Sin embargo, antes de que la compañía echara el cerrojo, sopesaron la idea de desarrollar la tan ansiada secuela. Pese a que estaban enfrascados con Triad Wars, el equipo puso sobre la mesa todas sus ideas para desarrollar las nuevas aventuras de Wei Shen. Según la información que ha adelantado Eurogamer, Sleeping Dogs 2 estaría protagonizado de nuevo por Wei en China, en concreto dentro de los límites de Pearl River Megacity.

Él tendría un compañero corrupto, llamado Henry Fang. La acción transcurriría desde ambos puntos de vistas y solo conoceríamos la verdad de los hechos por completo al terminar las dos secciones jugables. El juego contaría con el apoyo de una aplicación que funcionaría como si de un modo cooperativo se tratara —tal como ocurrió con el primer Watch Dogs—. El usuario en el móvil podía pedir helicópteros y demás cosas para influir en el transcurso de la partida.

sleeping dogs DES

Lo más sorprendente de esta noticia era los planes que la compañía tenía a la hora de conectar a su base de jugadores. Textualmente querían: «las partidas guardadas en la nube de todos los jugadores determinaría los niveles de criminalidad en los diferentes barrios del juego, influyendo en la experiencia de los jugadores. El índice obtenido de un crimen se traduciría en el nivel de dificultad para patrullar cada zona». No termino de ver cómo cuajaría en la práctica.

Tristemente nunca llegaremos a conocer si la secuela llega a buen puerto. Esperemos que Square Enix administre bien la propiedad intelectual; es una pena que se perdiera en el limbo de la industria.

Artículo relacionado