El gremio de actores le da una fría bienvenida a CoD: Infinite Warfare

El gremio de actores le da una fría bienvenida a CoD: Infinite Warfare

SAG-AFTRA saca a relucir vergonzosos datos junto al lanzamiento de CoD: Infinite Warfare

El gremio de actores habla de explotación en el mundillo de los videojuegos

Es noticia el gremio de actores (SAG-AFTRA), que llevan en huelga desde el 21 de octubre en contra de las prácticas que se realizan en el mundo del videojuego. En concreto, aprovechando le lanzamiento de Call of Duty: Infinite Warfare, desde la asociación advierten de que los diálogos y voces de sus actores están presentes a lo largo del 100% del juego.

La lucha social y laboral siempre ha sido uno de los baluartes para los trabajadores. Gracias a ella, muchos disfrutamos hoy en día de puestos de trabajo un poco más dignos. Es una lucha que no tiene fin, y que también se da a día de hoy en este mundillo que todos amamos.

Comunicado Oficial

SAG-AFTRA cree que el nivel de la actuación importa y sus miembros, que son escuchados en la franquicia de Activision “Call of Duty” han ayudado a convertir estos juegos en bestsellers internacionales. De hecho, Call of Duty: Black Ops III es el juego más vendido de la generación actual, de acuerdo con los datos vertidos por la propia compañía. Esto ayuda a explicar por qué Activision ha batido récords en el tercer cuarto de año con 1,57  billones de dólares, superando los 990 millones del año pasado. La compañía espera terminar 2016 con un beneficio de 6,45 billones, superando así sus previsiones.

Mientras tanto, los actores de doblaje y de captura de movimientos que han desempeñado todos los papeles de la franquicia Call of Duty desde 2003 han ganado apenas un 0,03% de los 15 billones de dólares que ha hecho la franquicia, según los informes de SAG-AFTRA.

Según la presidenta de SAG-AFTRA, Gabrielle Carteris, la explotación va más allá e incluso entra en cifras que cuesta creer que sean verídicas.

SAG-AFTRA entiende que la gran mayoría del trabajo hecho en la franquicia Call of Duty ha sido por equipos comprometidos de animadores, desarrolladores y programadores —trabajadores que suelen ser obligados a trabajar 14 horas diarias, siete días semanales a lo largo de muchos meses. Y mientras que aplaudimos estos esfuerzos hercúleos, creemos que la cultura de la explotación que existe en todos los aspectos de la industria del videojuego debe llegar a su fin.

 

Así pues, el gremio de actores continuará con su lucha. Una lucha muy difícil de comprender y de la que habría que tener muchos más datos para poder dar una opinión sólida. En cualquier caso, como jugadores, esperemos que todo esto se solucione de la manera más ventajosa para todas las partes implicadas.

 

Artículo relacionado