El Bushido de Nintendo

En la tradición japonesa, el Bushido es un término traducido como el camino del guerrero. Es un código ético muy estricto al cual se entregaban los samuráis japoneses ofreciendo una vida completa basada en la lealtad y el honor hasta su muerte. Se dice que el Bushido se enseñaba en la clase dirigente desde la propia lactancia.

Podríamos traducir samurái como el que ejerce de ayudante, mientras que bushi significa “guerrero armado”. Esa es la causa por la que existen las dos estirpes, diferenciadas por el camino a seguir, por los valores inculcados. Los segundos se diferenciaron de los primeros por el orgullo que suponía ser honesto, leal, y porque este “credo” se inculcaba únicamente a una clase social: los guerreros. El camino va más allá de unas reglas, se forma por los principios que preparan a la persona para no perder su humanidad ni sus valores básicos, para no olvidar la nobleza o pureza.

El Bushido de Nintendo 02La cúpula de Nintendo, capitaneada por Satoru Iwata, parece la viva imagen del Bushido: han elegido ir contra viento y marea basándose en los valores puros del mundo gamer publicando únicamente juegos de calidad exclusivos y sin grandes conferencias vía exposiciones multitudinarias de por medio – como su presencia en el E3 que por segundo año se dejan en el tintero – mientras Microsoft y Sony llevan calentando el ambiente desde hace… Perdón, nunca han dejado de crear hype, ya sea por anuncios oficiales o filtraciones, anuncios de títulos exclusivos, mejoras en el hardware o software, comparaciones sobre cual tiene más resolución en sus juegos third party o publica más indies al año.

Pero Nintendo no entra al trapo. Nintendo es el amigo que intentaba ligarse a la chica siendo su amigo, pero al final el que se la llevaba era siempre el tipo duro sin escrúpulos.

Muchos preferimos el método noble, o lo vemos más ético, pero no debemos olvidar que el resultado era lo importante y en el caso de la industria gamer pasa igual. Los que se dejan ver crean hype, el hype vende, si vendes tienes beneficios, y con ellos sobrevives.

Es cierto que el hype se debe mantener y que si al final el resultado difiere de lo anunciado la imagen de la empresa cae y por consiguiente sus resultados económicos. Por eso es tan importante la continuidad, estar siempre en la cresta de la ola, acaparar noticias, salir en todas las ferias con anuncios novedosos y exponer resultados positivos. Todo esto crea imagen y si se refuerza con el producto el éxito está asegurado. Pero Iwata no quiere ese éxito seguro y se plantea la vía del sufrimiento: el camino largo, el trabajo duro sin tanta recompensa mediática.

Yo estoy a favor del honor, de los principios, de la pureza, pero yo no tengo una multinacional. No me evado de la realidad del mercado y por eso si yo fuese Iwata trabajaría duro por tener un anuncio muy mediático para poner en el E3 del 2015 que posicionase a la compañía nipona en la cabeza, en la lucha de las consolas, porque no favorece el que al salir un título multiplataforma se hable de Wii U para comunicar un downgrade o un retraso que comporta mala prensa.

El Bushido de Nintendo 03Si no entras en la guerra mediática y no consigues victorias pierdes cuota de mercado y más en un momento en el cual el gamer debe elegir y priorizar en qué plataforma invierte. Ahora mismo Nintendo está en otro plano y no entra en esta batalla, tiene una imagen generada más de perdedor que de ganador, y hay incertidumbre sobre su futuro: para qué comprar una Wii U si puede que el año que viene saquen otra plataforma? Y las dudas nunca ayudan. De ahí la importancia de contentar al personal en cualquier momento, pero sobre todo en esos que puedes ganarle la batalla a tu competencia.

La gran pregunta es saber si la compañía nipona está acertando con esta política y la respuesta es que es imposible saber si a largo plazo, la jugada será la correcta. El camino es arriesgado y peligroso, muy sufrido y largo. Otros perdieron por arriesgar -véase el ejemplo de la finlandesa Nokia -, pero las condiciones del mercado cambian y en este juego, uno tiene siempre la sartén cogida por el mango. Lo que hace falta ver es si Nintendo sabrá cocinar y ofrecer el mejor plato a sus comensales.

Yo quiero a la Nintendo guerrera a la cabeza de la industria gamer, aunque… Más por la vía Samurai que por el camino Bushido.

Texto por Luis García

Artículo relacionado