Opinión

El ciclo del gamer, ¿por qué perdemos el interés?

Siguiente artículoEn la Tribuna con ZX-Uno
  • Gracias por tomaros vuestro tiempo para leer el artículo y que haya generado bastante interés como para comentarlo. En él he querido reflejar algo que llevo viviendo pues yo diría que toda la vida. Desde el colegio en el que prácticamente a todos nos gustaban los videojuegos, hasta ir viendo poco a poco como la gente iba abandonando en parte o totalmente.

    Hoy día ya no conozco a nadie de esa época que siga con un interés real, aparte del muy casual de cuando se reúne mucha gente y con los típicos juegos de fiesta. Sólo en el trabajo, donde somos bastantes por cierto (más de cien), conozco a dos o tres que mantengan la afición con interés, y por supuesto todo hombres. Una proporción realmente baja.

    Es cierto que hay muchos que se suben y bajan del carro por moda, pero creo que sólo son una parte, y diría que no muy grande. He tenido antiguos amigos que eran grandes jugones, y hoy día ya no juegan a nada. El ejemplo más claro para mi es mi propio hermano (un saludo si te pasas por aquí!). Hemos sido jugones de tomo y lomo desde pequeños, en el Spectrum, Super Nintendo, recreativas, PC… A día de hoy sólo usa la PS3 que le regalé para ver Blu Rays, sin jugar ya ni a lo más básico y casual.

    Tal vez hoy día con las facilidad de las nuevas tecnologías la proporción sea inferior, o que se más fácil dejarlo y volver. Pero creo que es algo que siempre va a existir, sobre todo por ser una afición que sigue sin verse bien, y que se ve peor a medida que pasa el tiempo, cosa que no pasa con casi ningún otra afición. Una lástima pero al menos sabes que si un jugón mantiene y aviva su interés, como creo que nos pasa a los que estamos por aquí, ya lo mantiene para siempre.

  • Javier

    Lo primero, muy buen artículo.
    La verdad es que me he sentido muy reflejado con tu visión, y la verdad es que he atravesado esas etapas. De pequeño recuerdo ahorrar todo mi (poco) dinero para poder hacerme con una Gameboy, y pedir para navidades y cumpleaños siempre juegos. Más tarde quedar con mis amigos del cole para jugar a la PS1, y ya en el instituto jugar prácticamente todas las tardes a la PS2. Toda mi paga era para comprarme las portátiles de nintendo y la psp, y de sobremesa “las pleys”. Pero al empezar la carrera, cuando ya cogí la 360… No era lo mismo, cada vez menos tiempo, el poco que hay se le dedica a los amigos y novia… De hecho, se estropeó la xbox y desde entonces no tengo ninguna consola nueva. Aún así… Mi interés por los videojuegos sigue ahí, sigo pateándole las webs del sector, y hasta he desempolvado la ps1 y ps2 para alguna que otra sesión larga de videojuegos con los amigos.
    Si hay algo que tengo claro es que nunca dejará de interesarme este sector, y que inculcaré este arte (que lo es) a mis hijos,cuando los tenga.

  • Creo que al igual que nunca dejaré de disfrutar de un buen libro o una buena película, jamás dejaré de disfrutar de un buen videojuego. Esto es así ;) Entiendo la idea que quieres transmitir, pero creo que es más bien aplicable a la gente que se apunta al carro de los videojuegos más por moda que por gusto. Continuando el ejemplo anterior, no por tener poco tiempo libre voy a dejar de ir al cine de vez en cuando, leer libros o ir a conciertos. Pues lo mismo con los videojuegos.