El producto cultural más caro de la Historia

El producto cultural más caro de la Historia

Que el videojuego ha llegado para quedarse ya nadie lo duda a estas alturas del cuento. Pero que tan solo hemos visto la punta del iceberg es igual de cierto.

[dropcap size=big]L[/dropcap]a industria del videojuego está dando ahora sus primeros pasos, no olvidemos que otras ramas culturales que ha creado el ser humano como la literatura o el cine llevan con nosotros más de un siglo en un caso y más de siete mil años en el otro. Este hecho se nos antoja realmente cierto y no únicamente por un sentimiento romántico provocado por nuestra larga experiencia como jugador de videojuegos sino por razones más terrenales y tangibles: la economía. Vivimos en un mundo donde la esfera social y política se ha plegado a la esfera económica. Queramos o no, el mundo que pisamos es la época más materialista desde que existe la raza humana y por tanto, para comprender el devenir de los acontecimientos tenemos y debemos pasar los acontecimientos por el filtro de la economía.

La industria de las nuevas tecnologías es uno de los ámbitos que más rápido está creciendo en la actualidad y es uno de los más que puestos de trabajo genera. No en vano se encuentra muy ligado al sector servicios y al conocido como sector cuaternario. Los países desarrollados cuentan con una presencia más que notable de este tipo de servicios y las grandes compañías como Google, Apple o Microsoft son la prueba palpable de este hecho. Las ventas no cesan en su crecimiento como demuestra la buena acogida de nuevos terminales de teléfonos cada año así como otro tipo de productos tales como ordenadores, tabletas o consolas.

Otra de las industrias que más está creciendo es:

“La industria de la cultura —un término acuñado en los años treinta por los sociólogos alemanes Theodor Adorno y Max Horkheimer— es el sector que está creciendo más rápido en la economía mundial. El cine, la radio, la televisión, la industria de la grabación, el turismo global, los grandes almacenes, los centros destinados al entretenimiento, ciudades y parques temáticos, la moda, la cocina, los deportes y juegos profesionales, las apuestas, el bienestar, los mundos simulados y las realidades virtuales del ciberespacio: todo esto conforma la vanguardia comercial de la era del acceso”[1]

Destiny
Destiny, «el producto cultural más caro de la historia»

¿Y en qué punto se cruzan estas dos industrias? En los videojuegos. No es baladí que Destiny o Grand Theft Auto V sean los productos culturales más costosos jamás producidos. En el periódico diario EL PAÍS describen Destiny como “el producto cultural más caro de la historia”[2]. Devolviéndonos de nuevo a la primera mención, el videojuego, a través de su peso económico va a conseguir lograr un lugar hegemónico dentro de las ramas culturales creadas por el ser humano. Por mucho que nos pese no será su calidad artística ni intrínseca, sino que será el dinero generado por el videojuego lo que centrará el interés de la industria, quienes invertirán aún más en la creación de videojuegos. Porque el hecho realmente importante no es su coste, sino que ese mismo día recuperó la inversión con más de 500 millones de dólares conseguidos. Este hecho es realmente el importante, que llegue, no solo a recuperar su inversión, sino casi a doblar su inversión es el acontecimiento que demuestra no solo la buena sino la excelente salud de la demanda del gran público.

Serán muchas grandes fortunas las que ahora se lancen a la producción de grandes obras videolúdicas con la esperanza de recuperar y doblar sus inversiones, el hecho que realmente impera en este mundo, la salvaje ley de la oferta y la demanda, se impondrá en el videojuego como ya ha hecho en el cine o en la televisión. Y será esta clave la que lleve al videojuego a la consideración equitativa del público, a su normalización y a exaltación en otros medios ajenos a este, como es el caso del diario EL PAÍS.

[1] Rifkin, Jeremy. La era del acceso. La revolución de la nueva economía. Paidós. Barcelona. 2000, p. 190.

[2] El País

Artículo relacionado