Un escorpión sin aguijón

  • Hagan lo que hagan hay un fallo importante. Si los juegos salen con “calidad” Xbox One la gran potencia de Scorpio no sirve de nada. Si es al contrario es aún peor al darle la espalda a sus usuarios originales.

    Y una versión para ambas consolas está por ver… La diferencia de potencia es demasiado grande. Lo habitual es hacer un juego bajo una versión y luego portarlo, algo que casi siempre da malos resultados.

  • Eso es lo que te venden, lo que te dicen: el márketing. El “no te preocupes, que todo va bien”. Pero más allá de las palabras hay que fijarnos en los hechos ¿qué motivo puede haber para lanzar una máquina más potente en todo si no es reemplazar a Xbox One? ¿Qué necesidad hay de una máquina infinitamente más poderosa si lo que mueva ésta lo podrá mover una máquina inferior? ¿Es una cuestión de gráficos? Una máquina más potente tiene el deber de poder hacer lo que una máquina inferior no. Y con el anuncio de “Scorpio” no se ha anunciado una máquina ligeramente más potente, es muchas veces más potente que su predecesora ¿para qué tanta potencia si una consola inferior va a poder mover lo mismo? La respuesta es obvia: llegará un punto en el que Xbox One no pueda. Será una transición, llámalo como quieras, pero será así.

    Y no obstante, el punto crítico de mi reflexión no gira entorno al evidente abandono de Xbox One sino al hecho innegable de que no tiene sentido anunciar una máquina si no tiene un catálogo para hacerla atractiva. Las videoconsolas no son coches. No tienen que vendérnoslas por la potencia de sus motores: tienen que vendérnoslas con un catálogo, con un plan de futuro y con una garantía de calidad que nos facilite la decisión de poner nuestro dinero en algo que sólo se amortizará con un catálogo a la altura. Ese catálogo no existe hoy en Xbox One ¿cómo pretenden convencernos de que, tan sólo dos años después de Xbox One, se lo demos a su nueva Scorpio?

    Lo dicho. Un escorpión sin aguijón.

  • Óscar Toloza

    Una publicación con algo de resentimiento y con el veneno de un escorpión. A la Xbox One no le han puesto fecha de caducidad, seguirán trabajando en ella y seguirán desarrollando juegos, hay compatibilidad en todo, etc, etc…