Opinión

La frecuente frustración del final incompleto en los jrpg