La evolución de la música en los videojuegos

La evolución de la música en los videojuegos

De música en 8 bits a bandas sinfónicas

Bandas sonoras, algo importante en el mundo del videojuego y su constante evolución

La música es algo muy importante en la historia desde tiempos inmemoriales y forma parte de la vida de muchas personas, y para no ser menos, yo soy una de ellas, por ello hoy vengo a hablaros y daros mi opinión acerca de la evolución de la música en el mundo de los videojuegos.

Todo comenzó allá por los años 70 con la aparición de la mítica consola Atari y la Magnavox Odyssey dónde ya empezábamos a ver los primeros títulos de la industria con éxitos Pong, Pac-Man o Space Invaders. Por esta época el acompañamiento musical de los videojuegos dejaba mucho que desear debido a las limitaciones técnicas, de hecho, estaban acompañados por melodías cortas o efectos de sonido.

En el cambio de década, al pasar a los 80, es dónde la música comenzó a cobrar mayor importancia y es en la famosa Nintendo Entertaiment System (NES) dónde empezamos a darnos cuenta de las diferentes obras, algunas tan épicas que aún hoy las escuchamos y nos hacemos una idea de a qué juego se refieren, como por ejemplo, el grandísimo acompañamiento del genial Super Mario Bros – que de hecho yo personalmente, conozco a gente que lo tiene incluso de tono de llamada- creada por el compositor japonés Koji Kondo. También podemos encontrar otras melodías como el “Battle Theme” de Final Fantasy, que nos motivaba durante los combates, u otros como “The Moon” de Duck Tales o “Jungle” del gran juego de acción y plataformas Contra sin olvidarnos de “Type A” del legendario Tetris.

Ahora llegamos a una de mis décadas favoritas, ya que es la época dorada de los videojuegos, los años 90. En este ciclo se consiguió un gran avance con la llegada del MP3 y la calidad de audio CD. Se notó una gran mejoría en el apartado musical con la llegada de la Super Nintendo y su digna contrincante en el mercado SEGA Megadrive utilizando 8 canales de audio cada una. Al incluir este pequeño avance en dichas consolas, pudimos ser participes de la aparición de grandes composiciones en “sonido estéreo” como “Jib Jig” de Donkey Kong Country 2 o el famoso “Green Hill Zone” del Sr. Nakamura en Sonic the Hedgehog.

¡Pero aquí no acaban los 90! Con la salida de PlayStation y la llegada del formato CD-ROM que permitió que toda composición musical ocupase menos espacio y no perdiese mucha calidad. Sony utilizó un sistema propio de compresión de audio (PSF) que dio lugar a que la música no fuese un mero acompañamiento dando paso a una inmersión en el juego que lograba diferenciar cada momento transmitiendo así los sentimientos que sucedían durante las escenas, como por ejemplo, en momentos de acción o investigación, durante los finales épicos o aquellas majestuosas introducciones.

No podemos olvidarnos de la Nintendo 64 que aunque no disponía de una calidad de Audio CD nos pudo deleitar con algunas grandes obras como es el caso de The Legend of Zelda: Ocarina of Time o Super Mario 64 que ambos disponían de OST (Original SoundTracks).

Llegamos al cambio de milenio y con ello a la aparición de consolas en las que tanto los gráficos como la música en los videojuegos llegaba a su máximo esplendor como fueron PlayStation 2, Nintendo GameCube y Xbox dando paso a algunas composiciones que seguramente muchos de vosotros recordareis con cariño, en mi caso por ejemplo, temas como “Passion” en Kingdom Hearts II o “To Zanarkand” de Final Fantasy X, dos grandísimas obras para la consola de Sony. Por parte de Nintendo podríamos destacar algunos como “The Great Sea” para The Legend of Zelda: Wind Waker de Kenta Nagata o “Tallon Overworld” hecha por Kenji Yamamoto para Metroid Prime.

Con la salida al mercado de lo que ahora se considera “Old-Gen” como son PlayStation 3, Xbox 360 y Nintendo Wii, el concepto de la música en los videojuegos se mejoró y alcanzó un nivel tal que se asemejaba a superproducciones de Hollywood. También se comenzó a tratar como algo tan importante para hacer lo que llamamos “Easter Egg” en los que tienes que hacer una serie de pasos para desbloquear una canción, como es el caso del modo zombies de la saga Call of Duty.

Bueno llegamos al final y por lo que podemos ver queda patente que la música ha sido siempre un pilar fundamental en nuestros queridos videojuegos, y siendo tan importante hemos visto cómo ha sufrido una evolución constante desde sus inicios, cuando sólo era un mero acompañamiento, hasta nuestros tiempos en los que se ha convertido en una pieza clave para la industria del entretenimiento.

A continuación os dejo un  video que recoge la evolución de la música en esta gran fuente de entretenimiento que todos amamos.

 

 

Artículo relacionado