¿Por qué llamamos niños rata a los jugadores jóvenes?

Lo primero y más importante de todo antes de empezar esta discusión: ¿de dónde viene el término niño rata? Esa acepción se dio allá por los 90, cuando la gente se refería de dicha forma a esos chavales que no salían de su habitación por jugar, porque estaban en su agujero como una rata esperando a que su madre les trajese queso para alimentarse. Con el tiempo, el término ha ido cogiendo distintos matices y acepciones como, por ejemplo, que los jovenzuelos son malos jugadores, maleducados y defensores a muerte de sus gustos.

Con el paso de los años, el mercado de los videojuegos ha crecido de una forma inmensa. Cada vez hay más personas que aceptan este hobby como una afición más, y no como un entretenimiento para personas inmaduras que lava el cerebro a nuestros pobres e inocentes infantes. Todo este crecimiento ha hecho que el público se haya expandido de una forma gigantesca, y que los veteranos en este tema veamos a las nuevas incorporaciones como monos incapaces de dar pie con bola.

La siguiente cuestión es: ¿a qué niños llamamos comúnmente niños rata? A los que juegan a Call of Duty (Infinity Ward, 2003), Minecraft (Mojang, 2011), League of Legends (Riot Games, 2007)… mientras insultan en foros o en mitad de la partida y a la vez se creen los amos del lugar, o a los que solamente ven vídeos de ciertos youtubers famosos que se dedican por lo general a hacer las payasadas de turno para entretenerles. Sin duda alguna, estas criaturitas son odiadas por la comunidad de jugadores veteranos, ya que los niños -sean o no rata- son vistos como inferiores en demasiados casos.

Ahora bien, ¿por qué son tan odiados? Muchos dirán cosas como: “porque gritan, estropean las partidas y enciman te echan la culpa”, lo cual es verdad hasta cierto punto. Pero, además, está el caso de que son nuevos en este mundo, y no aceptamos a la gente nueva cuando nos creemos los mejores en un campo. Esto hace que veamos con ojos distintos a una persona de corta edad cuando juega con nosotros. No estoy aquí para defender si los niños juegan bien o no a los videojuegos. Estoy aquí para tratar el tema de ese rechazo a los jóvenes en este mundo, porque lo cierto es que me estoy encontrando más que nunca esa acepción para cualquier muchacho que quiera pasar un buen rato en un juego, y lo cierto es que me parece un tanto injusto.

call-of-duty-modern-warfare-2-box-600x420

Analizando un poco el tema en profundidad, podemos observar -como bien he dicho antes- que el mercado de los videojuegos ha crecido; y con él, el público. Esto ha ocasionado que las grandes empresas se especialicen en lo que a clientes se refiere como, por ejemplo, Nintendo. La compañía nipona es el campeón indiscutible de los juegos nostálgicos y las obras para todos los públicos. Por otro lado, tenemos a Activision y su increíblemente famoso Call of Duty, reino de los niños rata. ¿En qué afecta esta especialización al mundo de los videojuegos? En que las empresas se mueven por el dinero, no por la “mejoría” de sus títulos. Si a Activision le sale rentable crear un nuevo shooter con los gráficos de siempre y la jugabilidad de siempre, lo seguirá haciendo como es lógico. Si a Square Enix le sale más rentable crear un Final Fantasy (Square Enix, 1987) con jugabilidad distinta, mapas más pasilleros y personajes que siguen la moda de Japón y el anime, lo seguirán haciendo porque eso da mucho dinero.

El auténtico problema es cuando el público más joven juega en mayor cantidad a esos títulos, lo cual crea que se junten con los “veteranos” en el modo multijugador o en los foros. Desde siempre, los veteranos en un campo han infravalorado a los novatos, llamándoles de formas despectivas y encasillándoles en un estatus no siempre justo. Este rencor crece aún más cuando ese novato está en tu equipo y de cierta forma dependes de él, ya que -lo sea o no- lo conviertes en el responsable directo de todo lo malo que ocurra. Y cuando ese jovenzuelo nos gana de una forma u otra, le llamamos viciado sin vida social, lo cual le convierte en la primera acepción que he puesto a niño rata. El multijugador nos vuelve un poco agresivos, ¿verdad?

Pero, además, ¿por qué llaman tanto estos juegos competitivos como Call of Duty o League of Legends? Justamente por eso, por la competición, por demostrarte que eres bueno jugando. Puedes convertirte en un jugador reconocido y bien pagado por hacer lo que te gusta y, además, enseñar al mundo que eres superior a ellos en ese sentido. ¿Quién no ha tenido esa mentalidad de joven? Esa mentalidad de creerse superior en lo que eres bueno -o piensas que lo eres-, esa mentalidad de superación y ganas de llegar a algo más. Simplemente vas a lo que te llama, como toda persona con gustos.

minecraft-600x337

Habiendo puesto todos estos puntos en la mesa y habiendo recordado un poco nuestra juventud, ¿de verdad se es justo con las nuevas generaciones en cuanto a gustos y habilidad se refiere? ¿Acaso no hemos pensado todos que nuestros gustos son los mejores y que los del resto son horribles? Idiotas, maleducados y jugadores que te cuestan partidas los hay de todas las edades, pero muchas veces buscamos víctimas de nuestros propios errores en otros, y no hay mejor objetivo que aquél que no tiene experiencia.

¿Por qué llamamos niños rata a los jugadores jóvenes? Por demasiadas razones y muchas de ellas injustas. Todos hemos sido pequeños e inexpertos y, aún así, queríamos aprender y divertirnos por encima de todo. ¿Por qué se considera tantas veces que las nuevas generaciones no? Demasiado que decir en tan poco espacio así que cerraré diciendo de nuevo mi sincera opinión: odiotas, maleducados y jugadores que te cuestan partidas los hay en todas las edades, pero muchas veces buscamos víctimas de nuestros propios errores en otros, y no hay mejor objetivo que aquél que no tiene experiencia.

Texto escrito por Borja Suárez.

Artículo relacionado